• ¿Por qué Brasil y muchos otros pueblos del mundo quieren a los médicos cubanos?
  • Jueves, 15 Noviembre 2018
  • Por:Angélica Paredes López
  • Un médico cubano jamás te preguntará cuánto dinero tienes en el bolsillo.

    Cuando te consulta, no solo indaga en tus dolencias internas, te toca el hombro, pone una mano en la tuya, te da una palmada en la espalda, te habla como viejos amigos, carga en sus brazos a tu niño.

    No te asombres cuando un médico cubano, al final de la consulta, te da el número de su móvil o de su casa, por si tu hijo tiene algún problema y lo necesitas de noche.

    Un médico cubano comparte con el siguiente paciente la taza de café que le dejó el anterior, aunque no se conozcan.

    Un médico cubano tiene talento suficiente para investigar, innovar, buscar soluciones, enfrentar las carencias de insumos y medicamentos.

     

     

    Un médico cubano es sensible y humanista, te ayudará por encima de todas las cosas.

    Un médico cubano va a los lugares más apartados y combate no solo enfermedades, sino adversidades y tragedias de todo tipo.

    Es verdad que no somos perfectos, nuestra obra siempre será perfectible, y tenemos cosas que transformar y mejorar, pero que nadie dude del altruismo, la dignidad y el humanismo de nuestros profesionales de la salud, estén donde estén, en Cuba, o en cualquier lugar del mundo.