El Jefe del Programa de Ciencia, Técnica e Innovación del Turismo en Cuba, Ramón Pomés, significó este lunes la relevancia de la aplicación de los adelantos en la recuperación y desarrollo del sector.

Precisamente el experto intervino recientemente (5 de mayo-Palacio de las Convenciones de La Habana) en la reunión de ministros de Turismo del Grupo de los 77 más China, a partir de la intención de las Naciones Unidas de impulsar la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible.

Este propósito global aparece en el contexto de un mundo que sale de la pandemia de la Covid-19, con conflictos bélicos y medidas coercitivas.

Dijo que esa reunión citada trazó un grupo de líneas vitales, no solo para recuperar los niveles de los flujos turísticos del año 2019, sino para avanzar mucho más en ese desarrollo turístico, sobre todo para que las naciones se conviertan en motor impulsor de las economías.

Recordó que este 2023, de acuerdo con los pronósticos de la Organización Mundial del Turismo (OMT), se debe lograr del 85 al 90 por ciento de los flujos turísticos de hace cuatro años, pero esa recuperación no es simétrica para las regiones.

Ello requiere mucho esfuerzo en temas como la promoción de calidad, que permita la recuperación y avanzar. Por tanto el turismo, como se señaló en su momento, se necesita como locomotora de la economía en muchos destinos, con esfuerzos en prácticamente todas las direcciones, como es el caso de la transportación aérea, marítima y terrestre.

De esa suerte refirió la relevancia de la existencia de destinos turísticos inteligentes, y zonas recreativas sostenibles, como ejemplo para la conservación y preservación, junto a la recuperación de este sector.

Particularizó en el caso de Cuba que necesita enfrentar estos temas de desarrollo sostenible y turismo, en momentos que el flujo de capitales y determinados mercados turísticos están dominados por grandes compañías y existen medidas coercitivas.

Para ello explicó existen contramedidas como la instrumentación del sistema de pago MIR que está en alrededor de 12 países.

El entendido piensa que la solución está en la unión, para que los destinos sean capaces de tener una acción conjunta en foros internacionales, y denunciar esas medidas coercitivas.

Insistió en el tema, y puso como ejemplo las medidas aplicadas por Estados Unidos contra Cuba por más de 60 años, de restricción en cuanto a comercio, finanzas y economía (bloqueo) , lo cual es necesario denunciarlo en todos los foros.

Debido a casos como estos es necesario un turismo cada día más sustentable y sostenible, al cual se llegue mediante políticas públicas de unión entre el sector, para ser capaces de ofrecer productos recreativos lo suficientemente atractivos para los visitantes.

Señaló que precisamente en el Grupo de los 77 más China, la delegación cubana dio a conocer como ya este año la isla llegó al millón de visitantes extranjeros, lo que es una medida de poder retomar sus cotas de atención a viajeros de antes de 2019. De esa manera reiteró para este año el propósito de lograr 3,5 millones (antes sobrepasaba los cuatro millones).

De ahí potenciar los valores de la nación como paz, seguridad, sumado a sus bellezas, y en las que las tecnologías pueden representar un papel impulsor, concluyó.

(Tomado de Prensa Latina)

Compartir en redes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *