Recorren autoridades capitalinas instalaciones al este de La Habana

La minindustria Bajurayabo, próxima a concluirse, y el Profilactorio Nacional Obrero, uno de los vacunatorios para el candidato vacunal Abdala, ambos en el municipio de La Habana del Este, recorrieron Luis Antonio Torres Iríbar y Reinaldo García Zapata, presidente y vicepresidente del Consejo de Defensa Provincial (CDP), respectivamente.

En la minindustria, con una capacidad de una tonelada de producción por hora, se dan los toques finales en la instalación del equipamiento, la caldera y otros objetos de obra civiles, de manera que pueda ponerse en marcha para aprovechar la campaña del mango y que no se pierda ni un solo fruto.

El presidente del CDP llamó a los constructores y a los especialista de las empresas Inoxidables Varona, Alastor y Agropecuaria Bacuranao a acelerar las acciones pendientes, con la debida calidad, para iniciar la producción y dar respuesta a la alta demanda de productos alimenticios en el actual contexto económico que vive el país.

Horacio Cruz Enríquez, inversionista de la obra, explicó que la minindustria, en fase final de montaje, cuenta con equipos para el lavado, troceado, molinado y cocción de frutas, viandas y hortalizas, lo que permitirá elaborar pulpas, mermeladas y pastas, entre otros alimentos.

De acuerdo con Danilo Pérez Echenique, director de cultivos varios de la Empresa Agropecuaria Bacuranao, Bajurayabo procesará materia prima procedente de Unidades Empresariales de Base, Unidades Básicas de Producción Cooperativa y 27 Cooperativas de Créditos y Servicios de La Habana del Este y Guanabacoa, así como de otras fuentes.

La capacidad de la minindustria permitiría aprovechar los picos de cosecha y obtener entre 6 000 y 7 000 kilogramos de productos terminados, que tendrán como destino el consumo social y la población, dijo Pérez Echenique.

Torres Iríbar y García Zapata orientaron acelerar la fundición de la base de la caldera y realizar los montajes restantes de firma paralela, mejorar las áreas exteriores donde se descargará la materia prima, así como hacer los análisis pertinentes para, de conjunto con el Ministerio de la Industria Alimentaria, garantizar recipientes para la conservación prolongada y refrigeración de algunos surtidos, entre ellos, las pulpas.

«Tenemos que trabajar aquí a ritmo de titanes, para poner a producir está industria en los próximos días. No podemos darnos el lujo ni Alastor, ni Varona ni Bacuranao, de perder una cosecha de mango, que puede convertirse en materia prima para muchas cosas», enfatizó el presidente del CDP.

Según destacó, «estamos obligados a trabajar día y noche si hay que hacerlo».

Ya superados obstáculos como la falta de transformadores, pizarras, accesorios para la caldera y la industria, hace falta que cada cual cumpla con lo que le falta», destacó el también primer secretario del Partido en la capital, quien agregó: » hay condiciones para, en 25 días, transformar esto».

García Zapata, Gobernador de la ciudad, indicó a todas las entidades implicadas en la obra que las orientaciones deben estar cumplidas para el domingo, «limpio y con cultura».

De acuerdo con Esmeregildo Martínez, delegado de la Agricultura en la capital, la capital cuenta hoy con 36 minindustrias -el mayor número en Boyeros y Cotorro-, de las cuales están activas 32 y se aspira alcanzar 40 de estas plantas procesadoras.

(Tomado de Tribuna de La Habana).

Compartir en redes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias