Extienden a toda La Habana intervención sanitaria con el candidato vacunal Abdala

Ante la compleja situación epidemiológica que presenta La Habana, se decidió extender a todos sus municipios, a partir de la segunda quincena de junio, la intervención sanitaria con las tres dosis del candidato vacunal Abdala, que actualmente se aplica en grupos y territorios de riesgo de la capital.

La información se dio a conocer en encuentro del Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz, con el Consejo Provincial de gobierno de La Habana en formato ampliado, y en el que participaron autoridades políticas y administrativas locales.

El ministro de Salud Pública, José Ángel Portal Miranda, explicó que el propósito de esta inmunización es que al concluir el mes de junio, la totalidad de la población de La Habana prevista a vacunar, tenga aplicada al menos una dosis de Abdala, y más del 50 por ciento, dos dosis.

Al terminar julio, la totalidad de la población capitalina posible a vacunar habrá concluido el esquema de las tres dosis, señaló el titular del Minsap.

El Jefe del Gobierno de la República, no obstante, alertó que esta medida no puede significar un relajamiento de las medidas higiénico-sanitarias adoptadas; «una persona vacunada puede ser un portador y un transmisor de la COVID-19«, alertó Marrero Cruz.

Debemos recordar —añadió— que toda la población de 0 a 18 años y otros miles de personas que no clasifican por tener diferentes patologías, no podrán ser inmunizadas por el momento, y por tanto quedarán en un estado de vulnerabilidad temporal.

Celebrada en Palacio de las Convenciones, a la reunión asistieron los viceprimeros ministros, Comandante de la Revolución Ramiro Valdés Menéndez, Inés María Chapman Waugh, Ricardo Cabrisas Ruiz, Jorge Luis Tapia Fonseca y Jorge Luis Perdomo Di-Lella.

En el encuentro, que fue moderado por el gobernador de La Habana, Reinaldo García Zapata, participaron ministras y ministros y el primer secretario del Partido Comunista de Cuba en la capital, Antonio Torres Iríbar, entre otros.

La reunión tuvo como base el análisis de los resultados de una visita, conducida por el Grupo temporal del Gobierno para la prevención y control de la COVID-19, que no solo fue de control, sino también de acompañamiento e intercambio, explicó el Primer Ministro.

Nancy Acosta, jefa de la Oficina de Atención a los Órganos  Locales del Poder Popular, explicó que fue una visita para identificar las reservas aún existentes en La Habana en el enfrentamiento a la COVID-19, el cumplimiento del plan de medidas y el refuerzo de ellas para contrarrestar la pandemia.

En la clausura, Marrero Cruz señaló que «las circunstancias actuales exigen pasar a otro momento de actuación, de mayor efectividad y eficacia, y para ello tenemos que revisar los métodos de trabajo y reforzar el funcionamiento del grupo temporal provincial».

En el resumen, la compañera Nancy Acosta destacó la ardua labor de las estructuras de enfrentamiento, con largas jornadas de labor y una intensa faena; no obstante, se de-tectaron malas implementaciones de los planes de medidas aprobados, entre otros problemas, lo cual confirmó el criterio de la dirección del país de que la prevención y control de la pandemia en la capital no requiere de nuevos planes de medidas, sino aplicar de forma correcta lo ya establecido.

Se reconoció el desarrollo exitoso de la intervención sanitaria que comenzó a partir de mayo en varios municipios habaneros y que ya ha permitido aplicar, hasta el 31 de ese mes, al menos una dosis de Abdala a más de 700 mil habaneras y habaneros.

Según se informó, entre los ensayos clínicos, los estudios de intervención y la presente intervención sanitaria, al cierre de mayo habían recibido los dos candidatos vacunales cubanos un millón 021 mil 104 capitalinos (primera dosis: 606 mil 728; segunda: 346 mil 362; y tercera: 68 mil  014).

(Tomado de Radio Rebelde)

Compartir en redes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias