Trump valoró enviar enfermos a base de EEUU en Guantánamo

Los autores de un libro cuyos extractos publican esta jornada varios medios, aseguran que en 2020 el entonces presidente Donald Trump valoró enviar enfermos de Covid-19 a la base norteamericana en Guantánamo, en Cuba.

En febrero del año pasado, cuando estalló la pandemia en todo el mundo, Trump lanzó a sus asesores la idea de trasladar a los infectados que llegaran a suelo estadounidense, a ese ilegal enclave militar ubicado en territorio cubano contra la voluntad del Gobierno y pueblo de la isla caribeña.

Según la propuesta del gobernante republicano, los enfermos pasarían la cuarentena en esa instalación, donde en 2002 Washington instaló una prisión para sospechosos de terrorismo.

El libro, titulado Escenario de pesadilla: dentro de la respuesta de la Administración Trump a la pandemia que cambió la historia, se publicará el 29 de junio y es producto de una pesquisa de Yasmeen Abutaleb y Damian Paletta, periodistas del diario The Washington Post.

En la página web de ese rotativo aparece este martes un fragmento sobre una reunión en la que el mandatario hizo tal polémica sugerencia en dos ocasiones seguidas.

De acuerdo con la versión de los investigadores en ese encuentro, que tuvo lugar en la Sala de Crisis de la mansión ejecutiva, los asesores valoraban con el mandatario posibles vías para afrontar el regreso del extranjero de estadounidenses infectados con coronavirus SARS-CoV-2.

Para sorpresa de sus consejeros, el presidente, ansioso por reducir los contagios, les preguntó: ‘¿No tenemos una isla que nos pertenezca?’, y a continuación señaló: ‘¿Qué pasa con Guantánamo?’, un planteamiento que dejó atónitos a todos los presentes.

Pero el hecho no terminó ahí, porque cuando Trump reiteró su idea, algunos miembros del personal la rechazaron, tras argumentar que la medida implicaría alojar a estadounidenses junto a la cárcel donde se retienen a sospechosos de terrorismo.

Existen numerosas denuncias de organizaciones internacionales sobre actos de torturas y otras violaciones de los derechos humanos en esa prisión, inaugurada por el presidente George W. Bush en enero de 2002 para albergar allí individuos sospechosos de cometer acciones terroristas.

(Tomado de Prensa Latina)

Compartir en redes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias