Aprovechar las enormes potencialidades de La Habana

En recorrido por escenarios productivos de la capital, Luis Antonio Torres Iríbar, primer secretario del Partido llamó a aprovechar las potencialidades agrícolas, sobre todo en el actual contexto financiero del país y la pandemia mundial.

En una parada en el Centro de Reproductoras Cunícolas que se levanta en áreas de la Unidad Básica de Producción Cooperativa (UBPC) Juan Oramas, de Guanabacoa, Torres Iríbar enfatizó en el concepto del Presidente de la República y Primer Secretario del Partido, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, de «resistir, creando».

«Nosotros tenemos que ser capaces de sembrar todo cuanto podamos, la solución de este país no depende de afuera. Puede el mundo tener lo que tenga, que no tenemos dinero para comprarlo. Nosotros tenemos que salir con nuestros propios esfuerzos y podemos, disponemos de las potencialidades», destacó.

A su vez, señaló, «en la agricultura hay una potencialidad extraordinaria, en el ganado menor, los frutales, los vegetales, en la siembra de alevines para peces y, ahora, la ganadería es una posibilidad, lo que soñamos, se hizo realidad».

Bajurayabo, un emporio

Aprovechar al máximo la cosecha de mango del territorio y de municipios cercanos es hoy una de las prioridades. Foto: Raquel Sierra

Llegar a lo que es hoy la minindustria Bajurayabo, en La Habana del Este, ha costado: días y madrugadas, esfuerzos, conteos de protección, señalamientos, reflexiones y cooperación.

Donde había una nave, amplia, pero sin aprovechar al máximo sus posibilidades, hoy confluyen la minindustria, un punto de venta del Grupo Empresarial de Logística del Ministerio de la Agricultura (GELMA) y, en un futuro próximo, una planta de beneficio y procesamiento de frutas, viandas y vegetales.

La minindustria, explicó Pavel Rodríguez Llerena, especialista principal, tiene capacidad de procesar una tonelada de materia prima para obtener media tonelada de pulpa.

Fabricada en la Empresa Inoxidables Varona, del Grupo Empresarial de la Sideromecánica, la planta tiene como fin aprovechar los picos de cosecha, de manera que puedan almacenarse en envases que permitan su conservación mucho más allá de la temporada de frutas y vegetales de estación.

Durante el recorrido, Torres Iríbar y Reinaldo García Zapata, Gobernador de la ciudad, indicaron hacer las coordinaciones con Inoxidables Varona para el completamiento de mesas, fregaderos y otros insumos que permitan, en la mayor brevedad, poner a punto el centro de escogida y procesamiento.

Según explicó García Zapata una vez concluido, en ese espacio se procesarán frutas y vegetales, lo que les dará un valor añadido.

«Ahí se pueden hacer encurtidos, productos troceados, que se refrigera y se lleva a los mercados», abundó.

Sobre la minindustria, el Primer Secretario del Partido en La Habana enfatizó: «nada es fácil en este tiempo, pero todo hay que resolverlo, tocando las puertas que haya que tocar, de lo contrario, nos quedamos solos resistiendo, y la palabra es resistir, creando».

En el recorrido se puntualizó, además, acerca de los pasos que debe dar la Empresa Agropecuaria Bacuranao, a la cual pertenece la minindustria, para la adquisición, con sus propios recursos, de contenedores refrigerados para la conservación de los productos terminados.

El primer secretario del Partido en la ciudad llamó a todos a no retroceder en el combate a la pandemia, pero sin dejar de hacer aquello que la ciudad se ha propuesto y, buscando todas las potencialidades, está en condiciones de hacer.

En la amplia nave y para acercar los insumos a los agricultores, GELMA habilitó un punto de venta del Centro Comercial Peñalver, que atiende a La Habana del Este y Guanabacoa, donde atienden a un total de 48 formas productivas, entre ellas cooperativas de créditos y servicios, UBPC, empresas y unidades empresariales de base.

(Tomado de Tribuna de La Habana)

Compartir en redes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias