Evalúa Manuel Marrero situación epidemiológica de La Habana

Por Eduardo Cedeño

Todos los municipios capitalinos aumentan sus tasas de incidencia, pero en el caso particular de La Habana Vieja, Centro Habana, Marianao y La Lisa, superan el indicador provincial fijado hoy en 629 por cada 100 000 habitantes.

La doctora Yadira Olivera Nodarse, directora del Centro Provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología, explicó al jefe de Gobierno que esta involución del contexto epidemiológico se debe a tres factores fundamentales: un aumento en la circulación del virus; los niveles de movilidad de la población; y el incumplimiento de medidas elementales en el orden preventivo, generado por una baja percepción del riesgo.

En el primero de los aspectos, la especialista explica que existe una gran dispersión del SARS-CoV-2 y que, aunque hasta el momento se registra una mayor presencia de la cepa africana del virus, es necesario evaluar los niveles de circulación de la cepa delta.

Sobre la movilidad, argumenta que si bien el Plan de Medidas ha tenido resultados en las restricciones durante las noches, en el horario diurno el panorama es diferente y ha aumentado la cantidad de personas en las calles durante las últimas semanas.

Este factor y el relajamiento en el rigor con que se cumplen las medidas sanitarias establecidas para prevenir el contagio de la COVID-19, están mediados por el hecho de que “las personas que ya se han vacunado se están confiando”.

«Hay que elevar la percepción del riesgo de la población», afirmó Marrero Cruz, «Hay que mostrarle, a través de los medios, lo que ellos no logran comprender. La familia tiene una alta responsabilidad en el cuidado de los unos a los otros. Los ya vacunados tienen que ser conscientes de que no son 100 % inmunes y pueden portar y transmitir el SARS-CoV-2. Este es el momento de pensar en los que aún no se vacunan. Cuidemos de los niños, las embarazadas (…)».

Según explicó Portal Miranda, de los casos positivos que reporta a diario la capital, entre el 72 y el 75 % están vacunados, y que el 63% de los contagios tienen fuente intradomiciliaria.

-¿Acaso estas cifras indican que la vacuna no es efectiva?

Tal y como ha explicado la comunidad científica en varios espacios, la vacuna no hace que estemos exentos al contagio con el virus, o no ser agentes transmisores. Por ello, para que la eficacia sea la esperada, hay que combinar al inmunizador con la disciplina y la responsabilidad colectiva.

La efectividad de la vacuna es hoy palpable en la tasa de letalidad del virus, explicó el Ministro de Salud Pública. La Habana, con el 75,9 % de su población mayor de 19 años ya vacunada, sitúa este indicador en 0,59 (por debajo de la nacional que es de 0,74).

Las tasas de letalidad más bajas se registran en los municipios San Miguel del Padrón, Guanabacoa y Regla, territorios por donde inició el esquema de vacunación con Abdala.

El próximo 31 de julio concluirá la tercera etapa de la intervención poblacional –agregan las autoridades de Salud del territorio- Ya se vacuna a las gestantes y a las personas trasplantadas. También se realiza un proceso de recuperación de dosis a pacientes que, por diversos motivos, tuvieron que interrumpir el proceso en cualquiera de las tres etapas de intervención.

Cumplimiento de los protocolos y medidas

El Gobernador de La Habana, Reynaldo García Zapata, puntualizó sobre la aplicación del Plan de Medidas para el Enfrentamiento a la COVID-19, reforzado a finales de mayo.

Se han fortalecido los puntos de control de las fronteras interprovinciales, así como las medidas relativas al transporte público y las restricciones de movilidad en las noches. Aún deben buscarse estrategias para disminuir el flujo de vehículos durante el horario diurno.

Ha incrementado la cifra de centros laborales cerrados o parcialmente cerrados, y cerca de 3 756 trabajadores se encuentran bajo la modalidad de teletrabajo o trabajo a distancia. Aunque se insiste en que deben hacerse nuevas evaluaciones al respecto, para disminuir la movilidad de personas en el día.

Aumenta la vigilancia en playas y espacios habitualmente concebidos para la recreación.

En cuanto a los protocolos sanitarios, se refuerza el trabajo de los especialistas de la Salud en función de las pesquisas. Actualmente se alcanza el 40 % de la población.

Además de ello, el mayor reto que posee hoy el sector radica en la sistematicidad y rigor de la atención a los pacientes ingresados en el hogar, según establece el nuevo protocolo para los confirmados de bajo riesgo.

El Primer Ministro cubano insistió, en tal sentido, en que el Sistema Primario de Salud tiene la responsabilidad de darle el seguimiento especializado a esos pacientes, a la altura de la atención en un centro hospitalario.

Asimismo, recordó el papel decisivo de las autoridades municipales en la implementación de acciones concretas, que respondan a las particularidades del contexto epidemiológico de cada territorio.

Marrero Cruz también hizo un llamado a estudiar estratégicamente lo sucedido en la provincia de Matanzas, de modo que el territorio capitalino prevea modelos de acción para los casos más extremos, a la par de que trabaje con celeridad para cortar la transmisión y evite el crecimiento desmedido de los casos.

Compartir en redes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias