Celebran en La Güinera cumpleaños de Fidel

Nobles propósitos han movido a los vecinos del populoso barrio de La Güinera en los días previos a este 13 de agosto: el agradecimiento al hombre, al líder, al incansable soñador que nunca dejó de creer en el mejoramiento humano y tanto hizo por Cuba y por ellos.

Aquel ser legendario que se apareció de pronto allí una docena de veces para desplegar una revolución de oportunidades para su gente, buena parte en desventaja social, es recordado ahora en ocasión de su cumpleaños 95, en señal de gratitud.

En la velada cultural en homenaje a Fidel actuaron varios integrantes de la Compañía de Ballet Folclórico Mayabeque, que dirige Leonel Menéndez Murray, vecino de la Güinera. Foto: Yasset Llerena

Justo un mes después de los disturbios violentos alentados desde Washington, que sacaron a flote las fealdades de unos cuantos, las calles de La Güinera parecían olvidarse del suceso que las ensombreció por unas horas, y sirvieron de escenario para celebrar la vida y la obra del Comandante en Jefe.

De vuelta a la tranquilidad, el espacio del festejo fue el sitio conocido como el Triángulo, a unas cuadras de donde partió el desorden el 11 de julio. Precisamente es el mismo sitio donde nació también hace tres décadas el proyecto de transformación impulsado personalmente por Fidel, que le cambió el rostro al barrio.

-Irina Serra, coordinadora provincial de los CDR, y el primer secretario del Partido en el municipio de Arroyo Naranjo, Carlos Rubino, entregaron un reconocimiento a un trabajador por cuenta por labores de restauración en el barrio. Foto: Yasser Llerena

Entonces no solo refundó las microbrigadas que dieron empleo a muchas personas, lo cual les brindó la posibilidad de tener sus propias viviendas, que en total sumaron 299. Además alentó un movimiento social que hizo posible edificar de 32 consultorios del médico de familia, círculos infantiles, farmacia, escuela especial, centro comunitario, junto a la reanimación de espacios para la recreación y la cultura.

Ileana Macías, la madrina, es una de las agradecidas por la obra que sembró Fidel en La Güinera. Foto: Yasset Llerena

Tales realizaciones tuvieron como protagonistas a no pocas mujeres. A nombre de todas habló en el acto Ileana Macías Pulido, una de las líderes naturales del barrio, más conocida como “la madrina”, como la bautizara el Héroe de la República Gerardo Hernández Nordelo, coordinador nacional de los CDR.

Entre las más recordadas estuvo Fifi (Josefina Bocourt Díaz, ya fallecida), quien fuera directora de la microbrigada, y otras que trabajaron intensamente en la Casa Comunitaria y en el Taller de Transformación Integral del Barrio.

En homenaje al Comandante en Jefe por su cumpleaños, 95 cederistas del barrio donaron sangre para contribuir al enfrentamiento a la pandemia. Foto: Yasset Llerena

Imposible olvidar que allí se montó la obra Santa Camila de La Habana Vieja, en la que se imbricaron actores consagrados y vecinos. Tampoco, la creación de varios talleres de artesanía y otras iniciativas, fuente de felicidad para sus protagonistas que eran a su vez los beneficiarios.

Mejorar la condición de localidad insalubre fue uno de los proyectos de entonces, que ahora vuelve a retomarse al emprender vuelo un programa de saneamiento, pavimentación de calles, renovación de aceras y planes de rehabilitación de viviendas.

La pavimentación de las calles es una de las tareas que acomete el Gobierno para mejorar las condiciones del barrio. Foto: Yasset Llerena

“Hay que recordar la historia para saber de dónde venimos y qué futuro queremos”, expresó Ileana Macías, al tiempo que reclamó ponerle corazón al barrio, cuna de un campeón olímpico, Luis Alberto Orta; de héroes como Gerardo, y de otros muchos patriotas honestos, trabajadores, sacrificados que desean preservar sus mejores valores.

(Tomado de Tribuna de La Habana)

Compartir en redes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias