Cuba implementa comercialización agrícola innovadora y flexible

Cuba cuenta actualmente con una política de comercialización más flexible e innovadora en la agricultura, que tiene su base en la estimulación de la producción agropecuaria, en función de garantizar un abastecimiento estable.

Se trata de la implementación de una de las 106 medidas aprobadas por el gobierno para fortalecer la empresa estatal socialista en ese sector, con el fin de avanzar en mejores condiciones e incrementar el abastecimiento de los frutos del campo, explicó el ministro de la Agricultura, Ydael Pérez.

El funcionario resaltó que entre esas acciones está la nueva política de comercialización para el agro, que favorece no solo la siembra y cosecha, sino también la venta para satisfacer las demandas de la población con un suministro estable.

Al intervenir en el espacio radiotelevisivo Mesa Redonda, recordó que esta medida crea mejores condiciones para la concertación de precios y contratación a los productores, tanto para el consumo social como para su venta en toda la red de mercados minoristas.

El titular de la Agricultura significó que todo se hace reconociendo los actuales costos a partir de las limitaciones económicas del país por el recrudecimiento del bloqueo, los efectos de la Covid-19 y el cambio climático, factores que afectan la compra de insumos para cultivar la tierra y los rendimientos.

‘Cuba ha tenido que buscar variantes para incrementar la producción de alimentos y satisfacer las necesidades crecientes de la población, de ahí las 106 medidas que se entrelazan y son de gran importancia porque nos dan la forma de salvarnos con nuestros propios esfuerzos, dinamizarnos y desarrollarnos localmente’, destacó.

Pérez insistió en que las disposiciones aprobadas y en ejecución son expresión de la voluntad política y gubernamental para fortalecer la agricultura y a la empresa estatal socialista, lo que facilita gestionar recursos y precios, cubrir el mercado interno en divisas, impulsar las exportaciones y mejorar las condiciones de trabajo y salariales.

Se trata de estimular al máximo la producción agropecuaria con la eliminación de trabas, con mecanismos novedosos e innovadores que reconocen a todos los participantes del proceso, apoyan a los municipios y al desarrollo local, agregó.

Recalcó que aunque la liberación del tope de los precios influye en una mayor oferta de productos agropecuarios en La Habana y otros territorios, por un incremento en la producción, aún no es en los niveles deseados.

La directora de Comercialización del Ministerio de la Agricultura, Yisel González, aseguró que el objetivo es evitar pérdidas y que todo lo que se siembre llegue a la mesa de los cubanos en las mejores condiciones y con calidad.

(Tomado de Prensa Latina)

Compartir en redes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias