Un instituto en Cuba para el diálogo y el consenso

El surgimiento del Instituto de Información y Comunicación Social de Cuba es un paso vital para contribuir a fomentar la cultura del diálogo y el consenso en la sociedad, afirmó el funcionario Waldo Ramírez.

En declaraciones a la prensa cubana, el vicepresidente primero del Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT) señaló que la entidad considerada un Organismo de la Administración Central del Estado (OACE) permitirá apuntalar los procesos comunicativos como pilares de la vida política y social de la nación.

Al decir del entrevistado, dicho paso implica a la comunicación más allá de lo mediático, impacta en las instituciones y lo más importante, en la ciudadanía.

En este sentido, la nueva estructura debe ofrecer coherencia al cumplimiento de la Política de Comunicación Social del Gobierno aprobada en 2018, la cual reconoce a la información como un bien público y un derecho de las personas, recordó.

De igual forma, refrenda la actual Constitución de la República, que establece garantías a los ciudadanos para solicitar y recibir del Estado información veraz, objetiva y oportuna, así como acceder a la que generen las instituciones y los órganos.

En otro orden, Ramírez aclaró que se extingue el ICRT como OACE y surge el Instituto, pero la radio y la televisión cubanas quedan intactas.

‘Las transformaciones están en el ámbito estructural del OACE’, enfatizó.

La víspera entró en vigor el Decreto-Ley 41, en el cual el Consejo de Estado dictó la fundación del Instituto de Información y Comunicación Social, para conducir y controlar los procesos en la esfera y potenciar su perfeccionamiento.

En opinión del presidente de la Unión de Periodistas de Cuba, Ricardo Ronquillo, la institución podrá contribuir a resolver los problemas estructurales del sector, y debe facilitar el avance hacia nuevos modelos de prensa.

‘Por delante está pendiente la aprobación de un instrumento legal, ya incluido en el cronograma parlamentario, que ofrezca garantías a los derechos a la libertad de prensa y de expresión recogidos en la Constitución’, precisó.

Además, puntualizó Ronquillo, el Instituto se diseña desde hace varios años y su aparición es una necesidad acentuada por la rápida inmersión de la isla en la llamada era de la convergencia y en el escenario de guerra híbrida que enfrenta el país.

(Tomado de Prensa Latina)

Compartir en redes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias