regresar

Cuentapropistas habaneros aportan soluciones a problemas de transporte en sector estatal

  • Capitalinas
  • Economía
  • Noticias
  • Sin categoría

Un camión de asistencia técnica, del sector no estatal, transportó con toda la prontitud que puede realizarse, coches fúnebres desde los municipios de Batabanó, San José de las Lajas, Jaruco y Santa Cruz del Norte, que requieren de una reparación urgente para regresar al servicio de Comunales en la provincia de Mayabeque.

En la nave central de la cooperativa taller no estatal que dirige el cuentapropista Delis Espinosa Hernández, cada vez se multiplican los medios de transporte con rótulos de empresas estatales vinculadas a la producción, la economía y los servicios en busca de la referencia que lo distingue entre los de su tipo: la calidad y garantía durante la cual los vehículos pueden regresar en óptimas condiciones técnicas para realizar sus funciones, incluso máquinas herramientas tan complejas como los montacargas.

“La reparación de estos carros en función del servicio necrológico no puede esperar. Ya algunos que llegaron recientemente, a nuestro taller, se encuentran en funcionamiento en sus respectivas municipalidades.

“En este caso, nosotros no podemos pensar en ganancias cuando se trata de la urgencia de toda una nación enfrascada en resolver las consecuencias que genera enfrentar una pandemia, letal, en medio de condiciones económicas adversas. De ahí que cuando nos llamaron, esta vez de Mayabeque, aceptamos asumir las reparaciones en un tiempo relativamente breve”, subraya Delis y agrega:

“Personalmente pude ver algunos de esos compañeros del sector de Comunales, visiblemente afectados por la extrema situación que viven cada día. Recorrí algunos de estos territorios de la vecina provincia. Es doloroso sentir la impotencia de no disponer de los vehículos adecuados para garantizar un servicio como ese, en estos tiempos.

“Se trata de restablecer la disposición de estos medios de transporte que se utilizan en un momento de impacto, de mucho dolor no solo para los familiares y amigos cercanos, sino para todos los cubanos que observamos las pérdidas de vidas debido a la COVID-19”.

Así lo confirma el joven Alejandro Cívico Rodríguez, a cargo de la recepción de los medios de transporte que serán reparados. “Apoyamos en esta labor también a provincias como Cienfuegos y otras que han acudido a nosotros con la prontitud de requerir nuestro apoyo en correspondencia con la situación emergente que tiene nuestro país.

“Nosotros buscamos soluciones a los problemas. Mi familia, como la de nuestros compañeros resulta una importante retaguardia en todo, porque no es una tarea fácil. Muchas personas consideran que estamos “cómodos” porque laboramos en una de las más atractivas empresas del sector no estatal.

“Se equivocan, porque tenemos jornadas intensas, de mucho esfuerzo, bajo las tensiones de estos requerimientos para garantizar la calidad del trabajo, por ejemplo, en situaciones tan complejas como lo hacen las empresas estatales. Nos vamos hasta ya avanzada la noche. A veces tenemos que reparar la pieza y la esencia es dar solución rápida y con calidad”.

En un lugar, se observa un montacargas con un aspecto inservible. Sin embargo, ya han sido reparados 20 de estos equipos y colocados a disposición de la economía en empresas que encontraron, en este sitio, la disposición de asumir máquinas herramientas de cierta complejidad técnica.

“Cuando decidimos arreglar los montacargas, realizamos un estudio de mercado. Conocemos el costo de estos medios en el mercado internacional, la falta de piezas de repuesto para sostener la vida útil en un proceso de explotación intenso como resulta la actividad mercantil”, expone Delis y argumenta:

“No es que somos magos. Se trata de buscar soluciones a los problemas y no detenernos cuando surge una dificultad, sino valorar si realmente podemos enfrascarnos en resolver y considero que no existe mayor ganancia que el prestigio alcanzado como un referente que trasciende los límites de La Habana y comienzan a ser cada vez más frecuentes las llamadas desde otras provincias del país”.

Para este joven empresario, que antes fue un experimentado mecánico es un orgullo dirigir una cooperativa especializada en garantizar la autonomía y disponibilidad técnica de autos ligeros e incluso ómnibus de hasta 42 plazas.

“Quienes nos llaman de otras provincias es porque se enteraron que a unos metros, del otro lado de la calle, al fondo de la pizarra del estadio Latinoamericano, prácticamente reconstruimos medios de transporte declarados en baja técnica.

“Fue así como lo expresaron, quienes vinieron desde el municipio de Consolación del Sur, en Pinar del Río, con una Hyundai H1, declarada imprescindible como ambulancia de urgencias en aquel territorio. No podía hacer otra cosa que aceptar el desafío e incluso repararlo en tiempo récord y entregarlo con todos los requerimientos técnicos”, expresa Delis.

(Tomado de Tribuna de La Habana)

Compartir en redes

Noticias de interés