La Habana: Instan a avanzar en el control de la COVID-19

Ante la sostenibilidad que exhibe La Habana en el control de la COVID-19 y el freno paulatino de la transmisión, Luis Antonio Torres Iríbar, primer secretario del comité provincial del Partido, afirmó que ahora lo más importante es no desmayar a fin de evitar retrocesos y avanzar hasta hacer bajar los índices al mínimo posible permisible, bajo el presupuesto de que se trata de una enfermedad que apunta al endemismo.

En correspondencia, al hablar en la sesión del Grupo Temporal de Trabajo (GTT) para el enfrentamiento a la pandemia en la capital el también miembro del Comité Central de la organización política ha reiterado que tales resultados no pueden conducirnos a bajar la guardia y hacernos desestimar medidas higiénico-sanitarias, innegablemente preventivas y salvadoras como el uso del nasobuco, distanciamiento físico y social, lavado y desinfección frecuente de la manos, y el auxilio del hipoclorito y otras providencias, sobre las cuales –dijo- es menester insistir, por todas las vías a nuestro alcance, con el propósito de que sean incorporadas como hábitos permanentes de nuestra cotidianidad.

La doctora Nilda Roca Menéndez, subdirectora de Salud en el territorio, informó que el viernes 5 de noviembre, comienza la administración de una tercera dosis, en función de la inmunización contra la COVID-19, a los niños, jóvenes y adolescentes en las edades comprendidas desde los 11 a los 18 años. La semana siguiente arrancará la intervención, también con tercera dosis, a los niños desde los dos a los 10 años.

De lo que se infiere de lo informado en la reunión, el proceso de vacunación en la capital, amén de ciertos atrasos en algunas localidades (Diez de Octubre, La Habana del Este y Cerro), transita sin grandes tropiezos. Hasta el momento fueron vacunados más de dos millones 14 mil personas, para un 93,3 % del universo definido y, por una u otra razón, quedan pendientes poco más de 81 000.

En tal sentido, Reinaldo García Zapata, Gobernador de la ciudad, explicó que el territorio está inmerso en un amplio y abarcador proceso de vacunación, que implica intervenciones según la dosis, grupos etarios, y además ahora también la campaña de protección contra la gripe, lo cual en su opinión implica mucho control, exactitud y exigencia, de manera que evitemos imprecisiones lamentables.

Por su parte la doctora Yadira Olivera Nodarse, directora del Centro Provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología, reconoció que hay transmisión y enfermos con dengue en la provincia, e informó que, a partir de la experiencia acumulada en eventos anteriores, ya se trabaja en el tratamiento a los pacientes, el control de la enfermedad y el freno a su propagación.

Torres Iríbar reflexionó que en el caso de la COVID-19, la actuación personal consciente y oportuna podía significar mucho en el enfrentamiento de este mal, pero cuando se trata del dengue, el agente transmisor es el mosquito y el control se torna más difícil y el éxito depende, en primer lugar, de cerrarle el cerco al molesto y escurridizo insecto, pero también de la observancia estricta de los protocolos de prevención control y enfrentamiento, y el rigor y la consagración con la cual nos entreguemos a la tarea.

En otro orden de cosas, Torres Iríbar explicó que el mejoramiento del escenario epidemiológico ha posibilitado transitar hacia mayor apertura en los servicios, lo cual implica –agregó- dar lo mejor de sí para un disfrute pleno, en función de lo que el pueblo reclama y se merece, y es menester hacer hasta lo imposible dentro de los límites que la vida impone, y hacerlo bien y con calidad.

Hizo referencia a las efemérides y aniversarios que en este empeño en lo adelante nos obligan: cumpleaños 502 de la ciudad, de la FEEM, FEU, alzamiento del 30 de noviembre, fundación y Día de las FAR, triunfo de la Revolución, Frank País y, por supuesto, nuestro invicto Comandante en Jefe, de cuya siembra se cumple este 25 de noviembre el primer lustro, y obliga, tal vez no a grandes actividades, pero sí múltiples (en todos los rincones de la Isla) y sobre todo, sentidas, que nazcan y lleguen al corazón, fundamentalmente, de quienes la edad no permitió aquilatar la grandeza de Fidel, desde la experiencia personal, y los mayores estamos en la obligación de trasmitirle.

Finalmente, Torres Iríbar informó que el viernes 5 de noviembre comenzarán en la provincia las asambleas de balance del Partido en la instancia municipal con la cita del Cotorro; y al día siguiente (sábado 6), tocará el turno a La Lisa, y así continuarán, los sábados y domingos que se sucedan en las restantes 13 localidades.

Debatir a profundidad lo que nos pone freno para ser mejores, ese es el propósito, ha dicho Torres Iríbar, que hizo un llamado a valorar cuánto nos falta, evaluar la ejemplaridad de la militancia, el funcionamiento interno, pero para perfeccionarnos en lo externo, y concentrarse en lo que toca, vive, define la existencia e interesa y preocupa a los habitantes de cada territorio.

(Tomado de Tribuna de La Habana/Foto: Tomada de Internet).

Compartir en redes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias