Wil Campa canta y baila por La Habana

Dos regalos porta Wil Campa en el aniversario 502 de la capital: el estreno de una pieza de canto y baile y una serie de cuatro realizaciones audiovisuales, La Habana suena.

Sonero de impronta significativa en el panorama de la música popular cubana de las dos últimas décadas, el cantante y compositor ha querido honrar la ciudad donde vive a tono con los tiempos que corren.

«A esa Habana resistente que encuentra estímulo y razón de ser en el trabajo creador, que ahora mismo participa en la transformación de las comunidades, es a la que me debo; esa a la que gente nacida aquí o venida de otras partes de la isla, como es mi caso,  defienden y dignifican cada día».

Para Campa, quien compartió la autoría con Carlos Cartaya, A mi Habana no podía concebirse ajena a la tradición sonera de la capital. «Aquí el género de donde parte la música popular bailable cubana completó lo que vino del oriente, y desde entonces el son campea por sus respetos, en diversas formas, hasta hoy. Muy cerca nos quedan temas como La Habana sí, de Los Van Van, o Locos por mi Habana, de Manolito Simonet. Nosotros quisimos añadir una nueva pieza para los bailadores de hoy».

Más allá de la canción, Wil Campa se animó a compartir un proyecto con la Dirección Provincial de Cultura: La Habana suena. Se trata de una acción en correspondencia con la declaración de la capital el año pasado como Ciudad Creativa de la Música por la Unesco.

Pertenecer a la red de ciudades que ostentan esa condición significa un compromiso con el desarrollo humano, el intercambio de experiencias que abren y amplían las oportunidades para creadores de los sectores culturales y, muy especialmente, para que se optimice el acceso, la participación y el disfrute en la vida cultural para toda la población.

Las autoridades capitalinas de gobierno y de las instituciones culturales se involucraron en la producción de una serie audiovisual que debe ser el punto de partida para un empeño mayor cuando sea posible dentro de la nueva normalidad: un festival que no solo represente a La Habana, sino convoque a otras plazas que forman parte de la red.

«En esta primera entrega –precisa Campa–, coinciden profesionales, estudiantes y talentos emergentes, bajo las premisas de altas calidades y diversidad en la muestra. Contamos con Jóvenes Clásicos del Son, Tania Pantoja, Yarima Blanco, Brenda Navarrete, Azúcar Negra, Félix Bernal y Arlenys Rodríguez, junto a portadores de tradiciones danzarias y jóvenes aficionados. Entre los estudiantes hay que escuchar la excelencia de los muchachos que integran la jazz band del conservatorio Amadeo Roldán, guiados por el profesor Enrique Rodríguez Toledo».

(Tomado de Granma).

Compartir en redes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias