Taller sobre emprendimientos femeninos en Sociedad Civil Patrimonio, comunidad y medio ambiente

El taller «Emprendimiento femenino. Sus emociones», fue la iniciativa de la Sociedad Civil Patrimonio, comunidad y medio ambiente (Scpcma), de la Oficina del Historiador de la Ciudad, por el Día Internacional de la eliminación de la violencia hacia la mujer.

En el encuentro, en el que participaron emprendedoras y estudiantes de la Escuela de Oficios Gaspar Melchor de Jovellanos, la directora de la Martha Oneida Pérez Cortés destacó la importancia de la fecha y sobre la Estrategia de género de la Scpcma 2020-2022.

Pérez Cortés recordó que desde 2017 esa sociedad civil organiza acciones por el Día de la No violencia hacia la mujer y enumeró las que se han desarrollado desde entonces, piezas de teatro, proyección de audiovisuales, debates, encuentro y dinámica grupal con estudiantes de la enseñanza secundaria, concierto y presentación de la Estrategia de género.

Ya en 2020, en medio de la pandemia, recordó, durante todo noviembre se organizó un ciclo de conferencias virtuales sobre género y familia, con temáticas como desigualdades basadas en género, violencia hacia las mujeres y las niñas y COVID-19, género y familia.

Según destacó, la jornada de 2021, se desarrolla en el contexto internacional de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, específicamente el no. 5, que promueve lograr la igualdad entre los géneros y el empoderamiento de las mujeres y las niñas.

En el ámbito nacional, la conmemoración está en consonancia con la aprobación en marzo pasado del Plan Nacional para el Adelanto de la Mujer (PAM), «que resume la voluntad del Estado cubano y constituye la guía para el desarrollo de políticas a favor de la mujer y da continuidad al desarrollo de la igualdad de género en el país».

Emprendimientos como proyecto ecológico Selva, Ciclo Ecopapel, VéloCuba y Café Oddara compartieron sus experiencias sobre sus respectivos negocios, a la vez que intercambiaron acerca de diferentes aristas de su labor, entre ellos, el éxito y la felicidad, como resultado de la construcción de las soluciones a los problemas que van apareciendo en el día a día de la vida y del negocio.

Igualmente, analizaron tópicos como los cuidados, cuya responsabilidad tradicionalmente, bajo los dictados del patriarcado, ha estado sobre los hombros de las mujeres; cómo hacerse conciencia de que trabajar y dejar a la descendencia al cuidado de otros no tiene que generar culpa; el derecho de las mujeres -emprendedoras o trabajadoras en general-, a tener tiempo su propio disfrute, compartir entre todos los integrantes de la familia las labores domésticas.

En el intercambio, conducido por Sandra Sotolongo, del Aula agroecológica Sol 420, se dialogó acerca de la necesidad de educar a hijas e hijos en la responsabilidad, de que tras un divorcio, se mantenga la relación padre-hijos por el bien superior de la niñez y la adolescencia.

Por otra parte, se destacó la importancia de distribuir bien el tiempo para dedicarle al emprendimiento y a la familia, así como la pertinencia de educar a las personas en los valores del respeto a la diversidad, entre otros temas.

(Tomado de Tribuna de La Habana)

Compartir en redes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias