2022: Un año para mejorar en todo lo posible la situación económico-social de la población cubana

El Plan de la Economía Nacional y el Presupuesto del Estado para el año 2022 están orientados a medidas que puedan mejorar en todo lo posible la situación económica-social de nuestra población; esto no quiere decir que vamos a poder resolverlos todos, pero sí podemos avanzar de una manera más eficaz en la solución de los problemas acumulados y los nuevos que surjan.

Así conceptuó el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, en la presentación e intercambio que realizó la Comisión de Asuntos Económicos de la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP) este domingo sobre el Plan de la Economía y el Presupuesto del Estado para 2022, antes de su presentación en el 8vo Período Ordinario de Sesiones de la IX Legislatura.

El encuentro de trabajo preparatorio, que fue realizado también por el resto de las comisiones de la ANPP en otras salas del Palacio de las Convenciones, fue encabezado además por Esteban Lazo Hernández, presidente de la Asamblea y el Consejo de Estado, y conducido por Félix Martínez Suárez, presidente de la Comisión de Asuntos Económicos.

Asistieron, además, Joel Queipo Ruíz, miembro del Secretariado del Comité Central y jefe del Departamento Económico; Ulises Guilarte de Nacimiento, secretario general de la CTC y miembro del Buró Político del Comité Central, y los vice primeros ministros Ricardo Cabrisas Ruiz y Alejandro Gil Fernández. También acudieron, como invitados, miembros de la Comisión Económica del Comité Central del Partido, entre otras personalidades.

MANTENER EL CONTROL DE LA COVID-19: LA CONDICIÓN

2013-asamblea-dc2.jpg

Para concretar lo previsto en el Plan de la Economía y en el Presupuesto del Estado para 2022, es preciso mantener el control de la COVID-19, señaló Miguel Díaz-Canel Bermúdez, porque —reflexionó— si no es así y tuviéramos que volver al aislamiento social y al distanciamiento físico, y a parar la actividad económica y social.

Si regresáramos a un escenario de epidemia —agregó—, no podríamos cumplir con los indicadores que nos hemos trazado y habría que entrar de nuevo en enormes gastos, como los que hemos hecho hasta ahora, y en medio de un bloqueo económico, comercial y financiero recrudecido por las medidas adoptadas por una administración republicana que ha mantenido una administración demócrata.

Reflexionando sobre cómo Cuba ha enfrentado la COVID-19, el Primer Secretario señaló que a pesar del éxito en su control, si viviéramos una nueva pandemia o una situación parecida, habría cosas que las haríamos distintas, la vida nos enseñó que hay que hacerlas distintas.

La pandemia —explicó— fue una cosa nueva no solo para Cuba y para el mundo, la pandemia llenó de incertidumbre al mundo, pero la respuesta que ha dado el país ha sido extraordinaria, «y hablo de país por el pueblo, por el talento que hay en ese pueblo, porque de ese pueblo nacieron los científicos, y todas las potencialidades de nuestro sistema de Salud están en el pueblo, en la obra de la Revolución, pero hay cosas, lo hemos aprendido, que podíamos haberlas hecho de otra manera, que las podemos hacer mejor».

Entonces —agregó— a partir de esta experiencia tenemos que hacer un enfoque del Plan y el Presupuesto de otra manera, diferente a como hemos venido trabajando, y lo primero es asegurar que los resultados en el enfrentamiento a la COVID-19 sean sostenibles en el tiempo y no retroceder, como está pasando hoy en el mundo, con Europa cerrando de nuevo, lo cual también tendrá implicaciones para el mundo y para nosotros.

Pero nosotros —acotó el Presidente de la República— sabemos cómo podemos hacer sostenible los resultados que hemos logrado, y lo primero es seguir completando la vacunación —que ya supera el 84 por ciento de la población con el esquema completo y alrededor del 98 por ciento con la primera dosis— y avanzar más rápidamente en la dosis de refuerzo, además de mantener las medidas higiénico-sanitarias, de vigilancia epidemiológica y de observación, así como las de atención a los convalecientes de la enfermedad, porque nuestro programa de enfrentamiento no solo está dirigido prevenir y a tratar a los casos de COVID-19 activos, sino también dar un tratamiento particular a los convalecientes, en lo que estamos avanzando con la gestión de ciencia e innovación.

PODER POPULAR: GARANTÍA DE LOS PLANES Y PRESUPUESTOS

2013-asamblea-dc3.jpg

Concretar lo previsto en el Plan de la Economía y en el Presupuesto del Estado para 2022, requiere también —continuó analizando el Jefe de Estado— combinarlo todo con lo que hemos venido haciendo para potenciar el concepto de Poder Popular, para defender nuestro ejercicio del Poder Popular de la manera en que lo concibió y desarrolló el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, que es con más democracia y con más participación.

«Muchas veces nos hemos acostumbrado a trabajar de una manera en que siempre hay que esperar orientaciones desde arriba y después aplicar. Cuando hacemos eso, primero hay muchos eslabones por el medio y ralentizamos los procesos y la solución a los problemas, y por otra parte, no potenciamos que las estructuras a cada nivel sean creativas.

«Si tú estás esperando que otro haga lo que a ti te toca hacer, o que otro esté pensando por ti, y hasta que esa otra persona no dé una orientación tú no tratas de ver cómo creas, lo que estamos haciendo es perder el tiempo, perder potencialidades.

«Tenemos que trabajar en este ejercicio de fortalecimiento del Poder Popular sobre la base de la participación y la democracia. Tenemos que pensar distinto, y este proceso tiene que ser de abajo hacia arriba: de las comunidades al municipio, de los municipios a las provincias y de las provincias al país», y también cambiar el verticalismo que se produce de arriba hacia abajo.

Para que haya democracia y participación, a mi modo de ver —señaló Díaz-Canel— tienen que haber tres momentos, y uno de ellos está en el espacio para que la población pueda debatir, discutir, criticar, proponer, valorar, las diversas situaciones que viven, como la asamblea de rendición de cuentas del delegado a sus electores, aunque hay muchos más, como las asambleas de los colectivos laborales, las de los núcleos del Partido y otros, son muchas las vías para realizar este momento, que ahora se ha ampliado con los procesos de informatización de la sociedad.

Otro momento o espacio es el que se crea para acordar cómo implementar lo que propusimos a partir de lo que se haya aprobado. Todo lo que se plantee por los electores, por los habitantes de un barrio, de una comunidad, de un municipio, tiene que ir a la Asamblea Municipal, que es el principal órgano de Estado y de Gobierno en ese territorio.

A veces hemos confundido —continuó analizado el mandatario—el papel de la Asamblea Municipal y el papel del consejo de la administración municipal, pero aquí quien adopta decisiones, quien gobierna, quien ejerce el papel del Estado, es la Asamblea Municipal del Poder Popular, y eso hay que respetarlo, darle todo el poder que le da la Constitución.

La Asamblea Municipal, a la vez, tiene que balancear lo que sale de las comunidades, lo que en ellas se propone, porque no puede darle solución con los recursos con que cuenta a todo lo que se plantea, pero ya los vecinos tuvieron un espacio donde aprobaron las prioridades que estiman.

Esto lo tenemos que hacer bien —añadió el Presidente de la República—, porque ahí está uno de los sentidos de la democracia socialista, con los vecinos tomando decisiones, proponiendo, discutiendo, y sus representantes, los delegados de la circunscripciones y los presidentes de los consejos populares, llevando esos criterios a las asambleas municipales, que aprueban, y luego lo decidido regresa a la base para trabajar entre todos.

Un Tercer momento, es en el que hacemos control popular con los mismos vecinos que discutieron, propusieron y participaron. Tenemos que velar que todo lo que hagamos lo hagamos con calidad, porque no se viole nada, pero para eso tiene que haber transparencia en la información. Hay que rendir cuentas a todos los niveles, ese es un deber de todos los servidores públicos, incluyéndome a mí como Presidente.

Si hacemos todas las cosas de esta manera —subrayó Díaz-Canel— estaremos desarrollando un ejercicio de democracia tremendo, y eso es lo que estamos haciendo en los barrios. Pero esto —aclaró— no es un método nuevo, es rescatar el concepto que desarrolló el Comandante en Jefe sobre el Poder Popular y a mi modo de ver —expresó el Primer Secretario del Comité Central del Partido— no lo estábamos haciendo bien.

«Ese ejercicio de Poder Popular —enfatizó— es importantísimo para que se cumplan el Plan de la Economía Nacional y el Presupuesto del Estado».

PLAN Y PRESUPUESTO: OBJETIVOS Y MÉTODOS

Sobre los objetivos del Plan de la Economía Nacional y el Presupuesto del Estado para el año 2022, Díaz-Canel subrayó el enfrentamiento a la inflación y la producción de alimentos, muy vinculada a lo anterior, porque una parte de la inflación tiene como causa la baja oferta de estos productos. Alimentos y medicinas

—señaló— están entre las principales demandas de la población.

El cumplimiento del Plan y el Presupuesto —añadió— también requiere incorporar a todos los niveles los pilares de la gestión de Gobierno —que también son los del Partido—: la informatización de la sociedad (que va hacia un momento superior: la transformación digital de los procesos); la ciencia y la innovación como camino para encontrar solución a nuestros problemas; y la comunicación social, porque todo lo que hacemos o lo que vamos a construir, tiene que partir de comunicarnos, de informar, de transparentar los procesos.

El cumplimiento de lo trazado también exige un permanente análisis económico-financiero en las entidades, añadió Díaz-Canel, explicando que una de las causas que ha motivado algunas subidas de precio en el sector estatal ha estado en que empresas ineficientes, ante el Ordenamiento Monetario decidieron que para tener rentabilidad, al no poder enfrentar los gastos, tenían que subir los precios. Ese cálculo se hace para rentabilizar ineficiencia y va en contra del bolsillo de la población, denunció el Presidente de la República.

Reclamó también la necesidad de disminuir los elevados déficit fiscales de los últimos años, buena parte de los cuales se están cubriendo emitiendo dinero sin respaldo productivo. El déficit fiscal de 2022 será menor, pero todavía es elevado en relación con el PIB y eso también genera inflación, dijo.

Vinculó el asunto, además, a una correcta aplicación de la política tributaria, que requiere enfrentar la evasión y otros males. Hay personas que siguen ingresando más y pagando los mismos impuestos, pero en nuestra sociedad socialista el objetivo fundamental es alcanzar la mayor justicia social posible, aclaró.

Cerrando el ciclo, el Primer Secretario subrayó que el municipio tiene que defender la eficiencia de su sistema productivo local. Al ofrecer más productos, más servicios —explicó—, crecen las contribuciones y con ellas la capacidad de esos territorios de generar recursos propios para su desarrollo, a partir —acotó— de las propuestas de la población, que debe estar participando en esos procesos, y lo que apruebe la asamblea municipal.

En el intercambio con las diputadas y diputados de la Comisión de Asuntos Económicos de la ANPP, Díaz-Canel compartió otros conceptos relacionados con, los actores económicos, la responsabilidad social de las empresas, el redimensionamiento empresarial, la autonomía municipal, el aprovechamiento del potencial científico e innovador que hay en los municipios —institucional e individual—; la transformación del comercio interior con la participación del sector estatal y no estatal, el comercio exterior y la inversión extranjera, el perfeccionamiento y modernización del sistema bancario, el control popular, el enfrentamiento a la corrupción, entre otros temas.

Todos estos análisis y transformaciones —explicó— han salido de los criterios de la población, de los estados de opinión, de los encuentros que hemos sostenido con representantes de diferentes sectores de la economía y de la sociedad, de las evaluaciones en los Organismos de la Administración Central del Estado y en otros ámbitos.

Estoy convencido de que si trabajamos en estas direcciones, les comentó el Primer Secretario, «no solo esteremos creando desde ahora esperanza, motivación, reanimación en pro de la seguridad de la vida económica y social del país, sino que vamos a transformar resultados a favor del pueblo y para el desarrollo de nuestro socialismo».

2021 ROMPIÓ LA TENDENCIA AL DECRECIMIENTO

La reunión de la Comisión de Asuntos Económicos de la Asamblea Nacional del Poder Popular evaluó en el intercambio matutino de este domingo el Plan de la Economía Nacional y el proyecto de Ley del Presupuesto del Estado para 2022.

Los dos documentos serán discutidos y aprobados —con las modificaciones que así se consideraran por las parlamentarias y parlamentarios— en la primera jornada del 8vo Período Ordinario de Sesiones de la IX Legislatura, este martes.

Además de ser procesos de preparación, el de este domingo es un ejercicio donde analizan al detalle tales asuntos para elaborar el Dictamen al respecto que se somete a criterio del pleno de las diputadas y diputados.

El vice primer ministro y titular de Economía y Planificación, Alejandro Gil Fernández, explicó los principales aspectos del Plan de la Economía Nacional 2022, un documento estratégico que está bajo la responsabilidad de esa cartera.

El ministro del MEP abordó nuevamente temas cruciales como el comportamiento de la economía nacional en 2021 y los objetivos y prioridades para el año que ya está a las puertas.

Retomó el análisis de las causas y consecuencias de la inflación en el período que termina y la capacidad que tiene la Revolución para irla eliminando de forma gradual.

Recordó que este es un fenómeno que no se ha dado solo en Cuba, ha ocurrido en la mayoría de los países del mundo, como consecuencia de la pandemia de COVID-19 y la crisis económica global que esta ha acarreado, aunque en la Mayor de las Antillas la inflación ha sido cruelmente alimentada por el arreciamiento del bloqueo económico, comercial y financiero del gobierno de EE.UU. contra nuestro país.

Los detalles generales sobre el comportamiento de la economía en 2021 y lo previsto en el Plan para 2022, ya habían sido analizados por el Vice primer ministro en el III Pleno del Comité Central, este viernes (invitamos a nuestros lectores a leer la reseña al respecto publicada en www.presidencia.gob.cu, titulada En 2022 avanzaremos gradualmente en la eliminación de la inflación; no será fácil, pero tampoco imposible).

Entre otras informaciones, el titular del Ministerio de Economía y Planificación (MEP) anunció que en 2021 el Producto Interno Bruto (PIB) crecerá en el entorno del dos por ciento, poniendo fin a la tendencia declinante reportada en 2019 y 2020, aunque no compensará la caída acumulada desde el segundo y tercer trimestre de 2019, los cuatro trimestres de 2020 y el primero de 2021.

Además del modesto crecimiento, en este año se han producido profundas transformaciones económicas y sociales en el país, afirmó Gil Fernández, como las medidas para fortalecer la empresa estatal socialista, el perfeccionamiento de los actores económicos, la adopción de medidas para el incremento de las producciones agropecuarias, la implementación de la Estrategia Económica y Social, el trabajo en los barrios y en las comunidades, la atención a personas en situación de vulnerabilidad, entre otras.

En 2021, empero, se confrontaron no pocos hechos negativos, como que más de 500 empresas estatales cerrarán el año con pérdidas; la dolarización parcial de la economía en las relaciones entre las empresas y de estas con el sector no estatal, y las desviaciones del diseño de la Tarea Ordenamiento, las que exigieron un continuo accionar para corregirlas.

Sobre el Plan de la Economía Nacional para 2022, señaló que entre sus objetivos priorizados está, avanzar —como parte de la reanimación gradual de los sectores productivos y de servicios— en el proceso de estabilización macroeconómica; en la recuperación del papel del peso cubano como centro del sistema financiero; y en la racionalidad de los precios de los productos y servicios, priorizando los más sensibles para la población.

El 2022 también será el año para estabilizar el Sistema Electroenergético Nacional (SEN); para continuar la atención priorizada a personas, hogares y comunidades en situación de vulnerabilidad; para transformar el sistema empresarial estatal —sujeto principal del modelo económico—; y para descentralizar las competencias en función de una mayor autonomía en los municipios.

Para el año que toca a las puertas, está previsto mantener la tendencia al crecimiento del PIB. Sobre el sector externo, Gil Fernández informó que el país se propone un crecimiento en las exportaciones de bienes y servicios con respecto a los estimados de 2021. También es propósito incrementar las importaciones de bienes primarios, intermedios y finales.

NUESTRA GENTE SIEMPRE EN EL CENTRO

En la reunión de preparación e intercambio de los miembros de la Comisión de Asuntos Económicos de la Asamblea Nacional e invitados, la ministra de Finanzas y Precios, Meisi Bolaños Weiss, presentó el proyecto de Presupuesto del Estado 2022 antes de su debate general y aprobación —con los cambios que así se considerarán— en el 8vo Período Ordinario de Sesiones de la IX Legislatura de la Asamblea Nacional.

El documento toma en consideración la recuperación gradual de la economía nacional en los niveles de actividad fundamentales, aunque será un período en el que persistirán el bloqueo económico, comercial y financiero y los efectos de la crisis económica mundial producida por la COVID-19.

El entorno 2022 también será marcado por la inflación y las medidas para controlarla, por lo cual el objetivo fundamental de nuestra economía, el reto principal a resolver, será reducir el abultado déficit fiscal que se prevé.

Cambiar esta tendencia, que se ha ido acumulando en los últimos años, y que era inevitable mantener en el bienio que concluye para enfrentar la pandemia de COVID-19 y sus consecuencias, el Presupuesto del Estado prevé, en la gestión pública de los territorios, potenciar la captación de ingresos e incrementar la producción local, principalmente de alimentos y de otros bienes y servicios.

Pese a todos los obstáculos, nuestro Presupuesto del Estado continuará siendo un presupuesto esencialmente social, afirmó Bolaños Weiss.

En la conclusión de su informe, la Ministra de Finanzas y Precios reiteró que el de 2022 será un presupuesto muy optimista, muy esperanzador, pero el principal reto es seguir trabajando con eficiencia y con mucho control, pero esto —afirmó— no solo se resolverá con auditorías.

Es necesario, desde el primer día, darle seguimiento a la ejecución de los presupuestos de cada entidad, evaluar su comportamiento sistemáticamente en los consejos de dirección, y mensualmente hacer un análisis económico y presupuestal en las asambleas sindicales, hay que escuchar a los trabajadores, dijo, porque ellos pueden ofrecer muchas soluciones

AGENDA PARLAMENTARIA

La Asamblea Nacional dedicó el domingo a las reuniones de las comisiones permanentes de trabajo, en la que participan diputadas y diputados miembros de las mismas, otros que se incorporan a ellas, e invitados.

Este lunes continúan las labores previas al 8vo Período ordinario de sesiones de la IX Legislatura. Los integrantes del parlamento discutirán informaciones de varios organismos de la Administración Central del Estado (OACE).

El 8vo Período iniciará oficialmente el próximo 21 de diciembre. Serán sesiones para presentar, debatir y acordar cuestiones vitales de la vida del país, tanto las que ocurrieron en el año que termina como las que se prevén para el que comienza.

El martes será objeto de discusión el Resumen de la Economía del año 2021 y el Plan para el año 2022; el Proyecto de Ley del Presupuesto del Estado para 2022 y el dictamen al respecto de la Comisión de Asuntos Económicos.

Está en agenda para ese día, también, el análisis y demás trámites vinculados al proyecto de Ley de Ordenamiento Territorial y Urbano y la gestión del Suelo; e idénticos procedimientos para los proyectos de Ley de los Tribunales Militares, y del Proceso Penal Militar, además del debate sobre el proyecto de Código de las Familias.

El miércoles 22 de diciembre estará marcado por las celebraciones del Día del Educador, en el 60 Aniversario de la Campaña de Alfabetización; y el Primer Ministro de la República, Manuel Marrero Cruz, rendirá cuenta a la nación, representada por las diputadas y diputados del Poder Popular.

También se prevé presentar y aprobar la actualización del Cronograma Legislativo, y realizar la rendición de cuenta del Gobierno Provincial de Sancti Spíritus.

(Tomado de ACN).

Compartir en redes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias