regresar

Celebra Centro Nacional de Educación Sexual su aniversario 33

  • Ciencia y Salud
  • Nacionales
  • Noticias
  • Sociedad

El Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex), institución especializada del Ministerio de Salud Pública (Minsap), celebró este martes su aniversario 33, más de tres décadas en las cuales ha contribuido al desarrollo de la educación integral de la sexualidad, a la salud sexual y al reconocimiento y la garantía de esos derechos para todas las personas.

Mariela Castro Espín, directora del Centro, durante la ceremonia efectuada en el Memorial de la Denuncia, de esta capital, señaló que la educación de la sexualidad se erigió como objeto de política desde etapas tempranas de la transición socialista de Cuba y ha impactado en los importantes indicadores sobre la infancia, la juventud y las señales de emancipación y empoderamiento de las mujeres en la sociedad actual.

Los aprendizajes del proceso revolucionario cubano han contribuido a debilitar los mecanismos de dominación y discriminación que se atraviesan en las relaciones sociales y se resisten ante las presiones para el cambio, subrayó.

Al respecto, exhortó a ayudar a la toma de conciencia de que el patriarcado no desaparece de facto, ni simbólicamente como resultado de la teoría, ni de los esfuerzos en la práctica transformadora del socialismo, ni de los discursos y políticas convincentes, pues requiere que el diálogo político, la educación permanente y las estrategias comunicacionales sean portadores de los cambios culturales más revolucionarios.

La directiva enfatizó en la idea de que el Cenesex educa para el amor y la convivencia respetuosa y promueve principios humanistas y democráticos con el compromiso histórico de diseñar y hacer realidad el país que queremos.

José Angel Portal Miranda, titular del Minsap, resaltó el aporte de Vilma Espín, eterna presidenta de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), a los preceptos defendidos por el Cenesex de justicia, igualdad y equidad, y reconoció el esfuerzo de esa institución desde la ciencia para el bien de las familias y el pueblo cubano.

Asistieron también al acto Teresa Amarelle Boué, Secretaria General de la FMC, Carilda Peña García, viceministra del Minsap, y representantes del Sistema de Naciones Unidas en Cuba e instituciones de la sociedad civil.

En ese espacio recibieron la Orden Carlos J. Finlay, que otorga el Consejo de Estado, las doctoras en Ciencias Mariela Castro Espín y Ada Caridad Alfonso, por haber contribuido de manera excepcional desde la investigación y la docencia al progreso de las ciencias y en beneficio de la humanidad, en especial a la salud y al bienestar de los cubanos desde una perspectiva de género.

Asimismo, fueron estimulados un grupo de trabajadores del Cenesex destacados en su quehacer en el presente año.

El Cenesex surgió el 28 de diciembre de 1988, como continuidad del Grupo Nacional de Trabajo sobre Educación Sexual creado por Vilma en 1972 para atender las necesidades educativas en esta área de las mujeres y de la población en general.

En tiempos de la pandemia de COVID-19, el centro colaboró en la ampliación de los servicios para la atención de la violencia a través de la Línea 103, en el diseño de la Estrategia de atención a ese flagelo y ha organizado los servicios científicos asistenciales a través de plataformas virtuales para el acompañamiento y orientación de las personas con malestares sexuales y otras necesidades de atención relacionadas.

Durante estos 33 años se ha convertido en un referente docente, metodológico y científico para el estudio y formación de recursos humanos en las esferas que le competen, con colaboraciones con instituciones de Cuba y el mundo.

(Tomado de ACN).

Compartir en redes

Noticias de interés