Presentan estudio en Cuba sobre inmunización pediátrica antiCOVID-19

Un estudio del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK) concluyó que la vacunación pediátrica en Cuba permitió que luego de la campaña no falleciera ningún niño por COVID-19 en el país.

Durante un encuentro del presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, con científicos se supo que la vacuna nacional Soberana mostró una efectividad de la enfermedad sintomática COVID-19 en niños de dos a cinco años, durante la ola de ómicron en Cuba, de 90,1 por ciento.

Una nota de prensa de la Presidencia de la República informó que la doctora del IPK María Eugenia Toledo Romaní, investigadora principal de Soberana, dijo que la efectividad en la prevención de la enfermedad severa resultó de 95,8 por ciento.

Vicente Vérez, director del Instituto Finlay de Vacunas, señaló que como resultado de esta estrategia de inmunización se evitó que más de 63 mil niños y jóvenes fueran transmisores de la enfermedad, lo cual determinó el control de la pandemia en el país.

En el encuentro Vérez detalló la transferencia tecnológica de la producción de Soberana al Instituto Pasteur de Irán, cuyos resultados apuntan a ser un proceso científico exitoso.

Díaz-Canel consideró decisiva la campaña también para el reinicio del curso escolar y por tanto retomar la normalidad en la vida de los niños.

Cuba fue el primer país del mundo en vacunar masivamente a los niños comprendidos entre 2 y 18 años, proceso que fue posible por la seguridad de la tecnología utilizada en el desarrollo de sus inmunógenos contra la COVID-19.

(Tomado de Prensa Latina)

Compartir en redes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias