regresar

Seis décadas del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos

  • Economía
  • Nacionales
  • Noticias
  • Sociedad

El Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH) evoca hoy el aniversario 60 de su creación de la mejor manera posible, cuando sus fuerzas especializadas contribuyen a sofocar el voraz fuego de la Base de Supertanqueros de Matanzas.

Lea también: Minuto a minuto: Incendio en zona industrial de Matanzas III (+Fotos y Videos)

En video: Minuto a minuto incendio de gran dimensión en zona industrial de Matanzas

Una de sus misiones consistió en, de conjunto con efectivos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, en el traslado de dos kilómetros de tubería del nuevo conducto que llenará los depósitos de los Sistemas contra incendios en el propio escenario, convertido en una hoguera altamente inflamable desde el viernes pasado.

Sus brigadas sueldan estructuras, laboran en el montaje de una bomba de 100 litros por segundo que se pondrá en funcionamiento con la energía de un Grupo Electrógeno, y garantizan la calidad del abasto de agua a la población, de acuerdo con la Delegación de la institución en la provincia, que cuenta con el apoyo de sus vecinas.

Las acciones de ese tipo evidencian su desarrollo nacional y el de su sistema empresarial, que rememoran hoy sus seis décadas de existencia y la constitución en 2000 del Día del Trabajador Hidráulico.

El hecho es considerado un homenaje al hombre que llegó a ser la mano derecha del Comandante en Jefe Fidel Castro en la multiplicación del potencial hídrico de la nación, mediante el INRH, bajo la dirección de su primer presidente y fundador: el Comandante Faustino Pérez Hernández (1920-1992) desde el 10 de agosto de 1962 hasta mayo de 1969.

Sin considerar las nuevas obras de los trasvases en ejecución, en Cuba existen 239 presas con una capacidad de embalse de más de 8 mil700 millones de metros cúbicos, que constituyen muestras de la voluntad hidráulica promovida por Fidel.

También se cuenta con 788,4 kilómetros de canales magistrales, 16 grandes estaciones de bombeo y 805 micropresas, capaces de acumular una cifra superior a los 600 millones de metros cúbicos y más de 25 mil kilómetros de canales de riego y drenaje, según estadísticas.

Solo en el caso de la agroindustria azucarera y sus derivados son vitales en la transformación productiva de la nación, por su potencial de producción de alimentos para el pueblo y fuente segura de comida animal, así como suministradora de materia prima a otras industrias, entre ellas alimentaria, farmacéutica, bebidas, perfumería y otras.

El paso del ciclón Flora en octubre de 1963 por la zona oriental de Cuba provocó inundaciones ocasionadas por sus intensas lluvias, mil 126 personas muertas y cuantiosas pérdidas materiales.

Tras las devastaciones en Las Tunas, Granma, Holguín y Camagüey, Fidel anunció la necesidad de construir obras hidráulicas que garantizaran el control de los grandes volúmenes de agua provenientes de las intensas precipitaciones.

Incluso, era imperioso también contar con la infraestructura necesaria para almacenarla y asegurar su disponibilidad en caso de extensos períodos de sequía, como la que se ensañó con la Isla en 1961 y 1962.

Así surgió, fomentada por Fidel, la Voluntad Hidráulica, para desarrollar ese recurso y convertirlo en patrimonio común en función del abastecimiento a la población y los sectores agrícola e industrial, además de la prevención de embates de fenómenos naturales, que hoy adquiere mayor dimensión en el enfrentamiento al azote de la de la Base de Supertanqueros de Matanzas.

(Tomado de ACN)

Compartir en redes

Noticias de interés