regresar

Capa de Ozono: más cerca de la conciencia en nuestro planeta azul

  • Economía
  • Nacionales
  • Noticias
  • Sin categoría
  • Sociedad

Por Redacción Digital de Canal Habana

El Día Internacional de Preservación de la Capa de Ozono regresó este 16 de septiembre para seguir promoviendo acciones a favor de la preservación de tan importante componente de la naturaleza.

La celebración fue proclamada en 1994 por la Asamblea General de las Naciones Unidas, a partir de una serie de sucesos que involucraban a la comunidad internacional en torno al tema.

En primer lugar, a principios de la década de los años 80 del pasado siglo, fue posible confirmar desde la ciencia el agotamiento de la capa de ozono. La comunidad científica además de avalar el resultado,  impulsó mecanismos de cooperación y acciones dirigidas a garantizar su resguardo.

Las medidas se formalizaron con el conocido Convenio de Viena para la protección de la capa de ozono, el 22 de marzo de 1985. Un total de 28 países suscribieron el acuerdo, para luego dar un  paso superior, en 1987: la redacción del Protocolo de Montreal, relativo a las sustancias que agotan la referida capa.

El Protocolo de Montreal alerta sobre las emisiones de hidrocarburos halogenados producidos industrialmente: clorofluorocarbonos (CFC), hidroclorofluorocarbonos (HCFC), bromuro de metilo, halones y tetracloruro de carbono, entre otros. Hoy en día, el documento está ratificado por los 197 países de la comunidad internacional, incluyendo Cuba.

Cualquier daño a la capa de ozono aumenta la radiación que llega hasta la superficie de la Tierra, con el potencial para provocar daños al medio ambiente y a la vida terrestre. Entre estos se encuentran el cáncer de piel, problemas oculares, efectos sobre el sistema inmunológico de los seres humanos. Asimismo, la disminución de las cosechas, perjuicios a los bosques y a la vida submarina, clasifican dentro del panorama desfavorable.

En Cuba se promueven y controlan proyectos nacionales e internacionales vinculados al asunto, y se realiza la capacitación de técnicos, especialistas, profesionales y trabajadores de los diferentes sectores de la economía y la enseñanza, sobre los productos contaminantes. De igual forma, funciona la Oficina Técnica de Ozono con la asesoría del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente.

Aunque las medidas adoptadas en las diferentes naciones para frenar el deterioro de la capa de ozono han demostrado ser efectivas, corresponde seguir atentos a este problema que nos afecta a todos.

Compartir en redes

Noticias de interés