regresar

Habaneros reafirman respaldo al nuevo Código de las Familias

  • Capitalinas
  • Nacionales
  • Noticias
  • Sociedad

A solo horas de la divulgación de las cifras preliminares resultantes del proceso de referendo popular que evidenciaron una tendencia irreversible por el sí, pobladores de La Habana compartieron su sentir respecto al Código de Familias.

Roberto Moreno, residente de La Habana, destacó el acierto del texto al ampliar los derechos de un grupo de personas que hasta el momento no estaban contempladas en la ley y muchas veces sufrían discriminación, por lo cual constituye un recurso legal formidable a favor de los vulnerables.

Se trata de una normativa que responde al amor y a la comprensión, pero sobre todo representa un llamado al respeto a la diversidad y al derecho de cada ciudadano a la felicidad, independientemente del modelo de familia elegido, aseguró.

Bárbara López, vecina del municipio de Centro Habana, coincidió en que el Código corrige una serie de complejidades y vacíos jurídicos que dejaban desprotegidas a muchas familias cubanas.

A partir de ahora corresponde a las autoridades pertinentes velar por el correcto cumplimiento de la norma, para evitar que ocurran irregularidades en los procedimientos destinados a dar respuesta a las garantías ciudadanas refrendadas desde la Constitución de la República, señaló.

El joven Alejandro Sánchez, estudiante de Historia de la Universidad de La Habana, consideró que la respuesta popular en las urnas resultó una contundente lección de civismo y democracia.

De un día para otro no se puede esperar un cambio significativo en la realidad de la isla, en los imaginarios y las mentalidades, pero significa un paso trascendental en el camino de educar a la población y de fomentar una conciencia en torno a esos temas, precisó.

Anaclara León, estudiante de tercer año de la carrera de Sociología de la propia casa de altos estudios, recordó que la noche de este domingo fue de muchas tensiones y aunque se visualizaba en las redes sociales colegios donde había ganado el sí, existía un nivel de incertidumbre, y despertar con la noticia resultó muy emotivo para muchos que acompañaron el proceso durante meses.

Dar el sí sintetiza toda la lucha de los cubanos por una Patria más justa y con todos los derechos a disposición de todas las personas, eso no tiene otro nombre que socialismo, reflexionó.

Osmel Bell, estudiante de tercer año de la Facultad de Derecho de la UH, opinó que la ley permitirá alcanzar un nivel superior para la sociedad en cuanto a relaciones humanas y disponer de las herramientas necesarias para un ejercicio más pleno de la justicia.

Comprendo también que votar por el no, o no votar, constituyen derechos de las personas, que no necesariamente se tenían que sentir identificadas con el Código, pero en términos de democracia al final impera el criterio de la mayoría, agregó.

(Tomado de ACN).

Compartir en redes

Noticias de interés