regresar

En Marianao, labores de recuperación desde el compromiso

  • Capitalinas
  • Noticias
  • Sociedad

Por José Luis Alvarez Suárez

Una de las mejores noticias recibidas este sábado, luego de los daños provocados por el huracán Ian a la capital y su gente, es aquella en la que se precisa que “93.6 % de los circuitos eléctricos de La Habana ya están reparados, y se restableció el servicio al 82.5 % de los clientes”.

Cifras como esas, que representan un alivio para muchos, fueron dadas a conocer en la sesión del Consejo de Defensa Provincial de la jornada, donde también se informó de los avances en la restitución total de los servicios de agua y comunicaciones.

En días pasados, en medio de un contexto similar, las principales autoridades en la provincia realizaron un análisis crítico con los Consejos de Defensa Municipales que presentaban demoras en la limpieza de calles, luego del paso del meteoro. La tarea es esencial para avanzar hacia la normalidad con más seguridad para la circulación vial y la salud de todos.

Aunque ya algunos territorios mostraban resultados en tal sentido, la disposición para evitar demoras aumentó, con el decisivo aporte de jóvenes universitarios y miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) y el Ministerio del Interior (MININT). Así lo pudimos constar en un recorrido por el municipio de Marianao, donde varias personas se mostraron agradecidas por la actitud solidaria de varios compatriotas.

Laura Rodríguez, integra ese numeroso grupo de los jóvenes comprometidos con el proceso de recuperación. Ella se identifica con Marianao, porque allí radica la Universidad Tecnológica de La Habana José Antonio Echeverría (CUJAE), centro donde cursa el tercer año de Ingeniería Química. “Nosotros desde el miércoles iniciamos en la universidad recogiendo todos los árboles caídos. El mismo miércoles terminamos allí, y estudiantes de varias facultades, profesores jóvenes también, nos sumamos al movimiento”; comentó. 

En diálogo con Danhiz Díaz Pereira, diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular, nos acercamos a otra experiencia: “Desde que decretaron la fase recuperativa en el municipio, nos hemos incorporado a trabajar, a partir de las indicaciones que ha dado el Consejo de Defensa. En el caso de los jóvenes, han sido todos los del sector empresarial en sus Consejos Populares, y nos hemos distribuido en el territorio, (…) en los barrios y las vías principales”.

Por otra parte, en la brigada de militares pueden notarse también mujeres y hombres de experiencia. Los restos de árboles conforman el grosor de las lomas que inquietan en las calles. Muchas manos y algunos equipos hacen la carga más ligera. Detrás, con una agilidad impresionante, las personas pasan escobas por cada extremo de la avenida.

“Se sigue avanzando en la higienización que es prioridad para poder dar el listo; y también en los centros educacionales del territorio para el lunes poder reiniciar las clases en todos los niveles de enseñanza”, precisa Danhiz Díaz. En tanto, el estudiante de primer año de Ingeniería Automática, Ángel Escobedo, asegura que “después del ciclón me sumé a los trabajos voluntarios por la CUJAE. Desde hace dos días estoy ayudando con la recogida de ramas, y seguiré recogiendo basura, escombros, lo que pueda”.

La Habana se recupera paulatinamente de los perjuicios causados por el ciclón. En diversos sectores se trabaja sin descanso para restablecer el ciento por ciento de los servicios básicos como la electricidad y el bombeo de agua. En ese empeño, especialistas procedentes de otras regiones del país han venido con la bandera de la solidaridad, y dan fuerzas a los habaneros que no detienen su andar. Sin embargo, las difíciles circunstancias impiden a veces respuestas inmediatas y reacciones adecuadas.

Díaz Pereira añadió durante la conversación que la ayuda a ido más allá: “hemos acompañado a las autoridades del municipio, de los Consejos Populares, en explicarle a la población como se avanza en el territorio. La situación con la electricidad, a pesar del esfuerzo de nuestros linieros es tensa: eso irrita y son lógicos los reclamos, por eso, nos toca acompañar con información, que sepan, que entiendan, que vean que es un municipio que está trabajando, que hay autoridades que están en función de resolver los problemas, en identificar las prioridades y darle solución, que no hay inmovilidad ni espera pasiva”.

En las movilizaciones para devolver la ciudad a su estado normal, y como en otras ocasiones, una parte considerable de la ciudadanía conduce las acciones que nos permitirán salir adelante. Sobre las huellas del huracán Ian en La Habana cae el peso del empeño para una recuperación en la que se avanza sin pausas.    

Compartir en redes

Noticias de interés