regresar

Crimen de Barbados: 46 años de un hecho atroz

  • Nacionales
  • Noticias
  • Sociedad

Han pasado 46 largos años de aquel hecho atroz y todavía hoy se recuerda con profundo dolor el seis de octubre de 1976, día de luto para Cuba por el horrendo crimen de Barbados, donde dejaron de existir físicamente las 73 personas a bordo de una nave de Cubana de Aviación.

Ese día le arrebataron su vida de la forma más cruel a cada una de las víctimas, y duele mucho saber que los autores intelectuales de ese vil sabotaje nunca pagaron ante la justicia su responsabilidad.

A propósito de ese triste suceso, Osvaldo Vento, presidente del Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (Inder), lamentó a través de su cuenta en Twitter que haya quedado impune ese horrendo acto terrorista.

Esas familias, signadas por la pérdida, sufren un peso adicional, el del crimen sin justicia, negada por el imperio, tuiteó Vento, junto a las etiquetas #Cuba #TenemosMemoria, y enlazando su tuit con un trabajo del diario Granma titulado La Patria como grandioso monumento.

El terrible hecho tuvo como cabecillas a los terroristas de origen cubano Luis Posada Carriles (1928-2018) y Orlando Bosch Ávila (1926-2011), asalariados del imperio de Estados Unidos, los que fallecieron sin responder ante la justicia por sus crímenes.

La comisión investigadora y el perito cubano Julio Lara Alonso demostraron hasta la saciedad que la aeronave, un Douglas DC- 8 de fabricación estadounidense, cayó al mar a consecuencia de dos explosiones, la segunda de ellas en el baño trasero de la cabina de pasajeros, y que ocasionó el derribo de la nave.

Como consecuencia de ese acto terrorista perdieron la vida 57 cubanos, 11 guyaneses y cinco coreanos.

A propósito de ese triste suceso se estableció el seis de octubre como Día de las Víctimas del Terrorismo, una jornada para exigir que cesen la impunidad y las acciones violentas contra la nación caribeña.

Entre los pasajeros que perecieron en el abominable atentado se encontraban 24 integrantes del equipo juvenil de esgrima de Cuba, los que compitieron exitosamente en el IV Campeonato Centroamericano y del Caribe de ese deporte, certamen en el que ganaron todos los títulos.

Esos jóvenes venían felices por sus éxitos y es doloroso que manos asesinas truncaran sus sueños de la manera más inhumana, por eso no se puede cejar en el empeño de luchar para que se sepa la verdad.

(Tomado de ACN).

Compartir en redes

Noticias de interés