Acuarelas de Cuba: merecido homenaje a Luis Carbonell

La cercanía a cineastas destacados como Mario Rivas, Tulio Raggi y Juan Padrón, durante 15 años, le permitió a Jesús Rubio desarrollarse y concebir proyectos propios, entre estos Filminutos, el video clip del gato andaluz y algunos spots.

El sitio Envivo.icrt.cu relata que un sobrino de Luis Carbonell le facilitó acercarse al extraordinario artista pues entre los muchos sueños del realizador se encontraba crear una obra animada sobre el poema “Igual que el niño Valdés”, interpretado por el afamado recitador.

Del Premio Nacional de Humorismo y Premio Nacional de Música, Luis Carbonell, vale recordar que nació en Santiago de Cuba, fue declamador, músico, escritor, profesor, repertorista y en su larga carrera interpretó de manera singular textos de autores de habla hispana, valiéndose del costumbrismo y la sátira.

Carbonell, hombre refinado, muy culto y sencillo, se entusiasmó con la idea de la Animación y, tras varios encuentros, le facilitó a Rubio material fonográfico de sus estampas y grabaciones musicales, de las cuales el director hizo una selección a partir de las posibilidades técnicas y las historias sugeridas por los textos.

Al escuchar la “Guantanamera”, grabada por Elena Burke junto a la actuación de Carbonell, el director de animación consolidó el proyecto que, durante la pandemia, encuentra la receptividad de Rafael Pérez Insua, director de Cubavisión.

El resultado del camino descrito es la serie animada Acuarelas de Cuba, consistente en cortos de hasta cinco minutos aproximadamente, cada uno con su propia estética.

A preguntas de Envivo.icrt.cu Jesús Rubio, responsable también de los guiones, diseños, story board y puesta en escena, expresa su interés en contar historias cubanas, pensadas para el público adolescente, aunque le interesa atraer la atención de toda la familia.

El creador ha quedado complacido con la obra producida por RTV Comercial y comenta cómo, a medida que avanzó en los capítulos, logró trabajar con mayor fluidez, abarcando distintas técnicas de animación, excepto 3D y Stop Motion.

La COVID-19 condicionó que los animadores laboraran por separado en sus casas, lo cual exigió un esfuerzo mayor, haciendo tortuosa la realización, por lo que el director concentró su afán en salvaguardar la homogeneidad de estilo.

Rubio evoca a su maestro, Juan Padrón, y expresa sentirse sumamente agradecido al equipo de animadores que lo secundó y a la dirección de la televisión, sin cuyo apoyo hubiera sido imposible establecer el vínculo necesario con la EGREEM, ni concretar sus propósitos.

Kiki Corona también forma parte del staff al responsabilizarse con la composición de la música incidental y el proceso de remasterización, tarea ardua ya que algunas de las grabaciones de archivo utilizadas se encontraban dañadas. La voz de Omara Portuondo se advierte en la presentación y el seriado incluye una de sus interpretaciones.

Inmerso se encuentra el realizador en otra serie dedicada al General Quintín Banderas, en la que utiliza la técnica de animación Motion Comic y la cual demandó realizar una profunda investigación con la intención de proteger la fidelidad histórica de los elementos diseñados.

Esta cuenta con la dirección general de Rafael Pérez Insua, la producción de Tatiana Bravo y el guion de Pérez Insua y Felipe Mauri.

(Tomado de ACN).

Compartir en redes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias