Celebran en La Habana el Día Nacional del Archivero Cubano

A propósito del Día Nacional del Archivero Cubano, que se celebra este jueves, el Aula Magna del Colegio San Gerónimo de La Habana, ubicado en el Centro Histórico de la capital, acogió a un acto conmemorativo que destacó la importancia social de esta profesión.

Elba Rosa Pérez Montoya y Adianez Taboada Zamora, ministra y viceministra de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, respectivamente, asistieron a la ceremonia que contó con la presencia de representantes de instituciones culturales, patrimoniales y documentales del país.

Martha Ferriol Marchena, directora de Gestión Documental y Archivos del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, expresó en su mensaje de felicitación a los archiveros cubanos que desde 2009 se instituyó el 3 de noviembre como el Día Nacional de esos especialistas para conmemorar que en fecha similar, pero en 1922, se nombró al capitán del Ejército Libertador Joaquín Llaverías como director del Archivo Nacional de Cuba.

Subrayó que Llaverías fue un precursor de la archivística en la mayor de las Antillas por su extensa labor, durante 58 años, en aras de la conservación, restauración y difusión del patrimonio documental.

La celebración, afirmó Ferriol Marchena, alcanza en la actualidad un significado especial por todo el simbolismo que entraña la obra restauradora del historiador Eusebio Leal Spengler, a quien se le reconoció desde 2011 por la conservación de la memoria histórica de La Habana y de la nación.

Su preocupación por preservar hasta lo que parecía mínimo permitió reconstruir la historia de los cubanos, dijo sobre Leal Spengler.

La labor de los especialistas y trabajadores vinculados al mantenimiento y difusión del patrimonio documental se califica de imprescindible, sobre todo en la actualidad cuando la desmemoria forma parte de la cultura globalizada que desean imponernos, sentenció Ferriol Marchena.

Señaló que los archivistas de Cuba tienen la responsabilidad de poner en valor la documentación que se genera y conserva por las instituciones y entidades patrimoniales.

En el acto, Ferriol Marchena recibió un reconocimiento especial de los archiveros cubanos, y se entregó, además, el Premio Nacional a la Conservación del Patrimonio Documental de la Nación Cubana que obtuvieron el Museo Provincial de Villa Clara, en la categoría de Conservación, y la Oficina del Historiador de La Habana, en el apartado de Restauración.

Finalmente se otorgó el libro Patrimonio Documental de América Latina y el Caribe, a cargo Anne Lemaistre, directora de la Oficina Regional de Cultura para América Latina y el Caribe de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura.

(Tomado de la ACN).

Compartir en redes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias

I+D+I = BioCubaFarma

Pareciera una ecuación matemática, pero la suma de la Investigación, el Desarrollo y la Innovación

Compartir en redes