regresar

Intercambian máximas autoridades de La Habana con escritores y artistas

  • Capitalinas
  • Cultura
  • Noticias

Al devenir histórico de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac) y de su sede, donde se producen cambios para mejorar la atención a sus integrantes y su actividad cultural, se acercaron las máximas autoridades habaneras en recorrido de trabajo.

Luis Morlote, presidente de la Uneac, explicó a Luis Antonio Torres Iríbar, primer secretario del Partido en la capital, y Reinaldo García Zapata gobernador de la ciudad, los caminos hacia la fundación de la organización, que se concretó el 22 de agosto de 1961, bajo los preceptos del Comandante en Jefe Fidel Castro y que continúan vigentes hoy: la promoción del arte y la literatura, la atención a artistas y llevar la cultura a las comunidades, a partir de proyectos diversos.

A su vez, describió cómo la Casona de 17 y H se convirtió en la sede de la organización y sus diferentes locales. “Esta es una institución que es patrimonio, Monumento Nacional, condición otorgada por la Comisión Nacional de Patrimonio, donde casi todos los locales cuentan una historia, de lo que se discutió ahí, de cuando se hizo el Manifiesto en defensa de la cultura y la revolución, las tesis de resolución del congreso del Partido, un taller que se realizó durante la crisis de octubre”, entre otros, mencionó Morlote.

Entre los espacios que convergen en esta sede se encuentra la librería El gran Zoo, donde se comercializan volúmenes y colecciones de las tres editoriales de la Uneac.

Igualmente, se visitó la galería Villa Manuela, donde actualmente se expone la obra del artista de las artes visuales Alfredo Sosabravo, 12 acuarelas y tintas y dos esculturas en bronce. La galería está abierta al público de lunes a viernes, de 10 a cinco de la tarde.

Ante la perspectiva de insertar visitas de estudiantes de escuelas cercanas a los espacios de la institución, el primer secretario del Partido en la capital insistió en la importancia de llevar la cultura a la comunidad y sobre todo, a las nuevas generaciones, para que esta se impregne en las personas y permita resistir el constante bombardeo ideológico y los intentos de penetración cultural.

Durante el recorrido se anunció la próxima reanudación, a propósito del 503 aniversario de la ciudad, del Hurón Azul, donde se desarrollan espacios como la Peña del Ambia, con más de 30 años de promoción y disfrute de la rumba, los miércoles; así como la Noche del Bolero, adonde, como ha sido tradicionalmente, concurrirán los mejores exponentes de este género, dijo Orlando Vistel, presidente de la Asociación de Música de la Uneac.

Morlote y Lourdes de los Santos, presidenta de la Asociación de Cine, Radio y Televisión, explicaron las características de la sala de cine de la Uneac y las posibilidades que puede brindar a cineastas para proyecciones, debates y ciclos de lo mejor del cine cubano y universal.

Otro de los espacios de la sede es la biblioteca pública José Rodríguez Feo, con un rico fondo de consulta y donde, según afirmó Morlote, puede accederse de manera gratuita a un amplio archivo de películas, no así a los servicios de Internet, que funcionan solo para miembros de la Uneac.

A su vez, se conocieron algunas perspectivas para potenciar la visibilidad de acciones que realizan las diferentes asociaciones que coexisten en el espacio, con transmisiones en vivo mediante Internet.

Al final del recorrido, se realizó un encuentro con integrantes del secretariado de la Uneac, entre ellos, las vicepresidentas, Marta Bonet y Corina Mestre; Lesbia Vent Dumois, presidenta de la Asociación de Artes Plásticas; Francisco González, presidente de la Asociación de Artes Escénicas; Jorge Núñez Motes, del Comité Provincial de la Uneac de Guantánamo; Luis Lino Coloma, al frente del trabajo cultural comunitario y Cira Romero, secretaria del secretariado.

Morlote destacó que es propósito de la Uneac ser un referente en la cultura y la educación, con las escuelas y la comunidad y que tenga una vida cultural activa, que los escritores presenten sus libros, los músicos den sus conciertos, aparte de la responsabilidad que asume con las comisiones de la enseñanza artística, la Aponte, cultura y sociedad, cultura turismo y de medios, entre otras.

El presidente de la organización destacó la importancia del intercambio con las máximas autoridades habaneras, toda vez que la capital concentra más de 5 000 de los cerca de 9 000 integrantes del gremio.

El primer secretario del Partido de la capital agradeció el cariño y la posibilidad de poder acercarse con mayor profundidad a los diferentes espacios de la institución y apreciar su valor y su gran futuro. A su vez, insistió en la necesidad de defender la identidad, transformar la espiritualidad “sembrando la cultura en los lugares”.

“Si queremos que esos estereotipos y esa cultura foránea, no es que no haga asunto, sino que la nuestra sea lo que nos siga identificando, que la nuestra flote por encima de todo, no podemos conformarnos con celebrar el Día de la Cultura, del trabajador de la cultura o de la Uneac, tenemos que ir a sembrar eso en las escuelas, en las familias”, reflexionó.

Al respecto, indicó articular acciones que lleguen “a todos los ámbitos, los medios de comunicación, la escuela, las instituciones, a todo el mundo, para que podamos mostrar y penetrar en los genes nuestra cultura”.

Según reflexionó, “si nosotros formamos el gusto estético en los primeros años de vida, en la primaria, en el hogar, los muchachos entonces, cuando tengan los medios en la mano, sabrán discernir entre el bien y el mal”.

(Tomado de Tribuna de La Habana).

Fotos: Raquel Sierra
Compartir en redes

Noticias de interés