regresar

Expertos analizan soluciones financieras para problemáticas ambientales de Cuba

  • Ciencia y Salud
  • Nacionales
  • Noticias
  • Sociedad

La búsqueda de financiamiento para el enfrentamiento al cambio climático, conservación y uso sostenible de la biodiversidad constituye un reto para la comunidad internacional y para Cuba.

Debatir sobre financiamiento para el enfrentamiento al cambio climático, conservación y uso sostenible de la biodiversidad y analizar formas innovadoras para lograr fondos que respalden la voluntad política del Estado cubano a favor del medioambiente, convocó a instituciones y expertos en el Taller de Finanzas Ambientales, que sesiona durante dos días en La Habana.

Coordinado por el ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (Citma), el encuentro es parte de un proyecto conjunto con el SDG Fund, implementado por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), que persigue construir un marco habilitador para la gestión de las finanzas ambientales, a partir de crear mecanismos innovadores de financiamiento.

Para Cuba es fundamental todo lo que tenga que ver con financiación para el desarrollo, sostiene Fernando Giraldo, representante residente del PNUD en Cuba.  A su juicio, en Cuba se han dado algunos ejemplos de iniciativas piloto que se quieren hacer, incluida la creación de una banca verde, que son es un elemento fundamental para poderse mover en la agenda de la Asociación para el Desarrollo.

“El proyecto iría encaminado a garantizar ese proceso, establecer un plan de acción, una hoja de ruta, establecer una serie de acciones concretas que puedan permitir avanzar en esa dirección”, señaló. Para el representante residente del PNUD, un logro muy importante de Cuba es toda la articulación de los distintos actores que tienen que ver con la financiación para el desarrollo y en este caso, la financiación verde.

En modalidad virtual, intervino Piedad Martín, directora adjunta de la Oficina para América Latina y el Caribe de ONU Ambiente, quien destacó la relevancia de estos temas para el mundo y particularmente para las naciones más vulnerables a los efectos del cambio climático.

Odalys Goicochea, directora de Medio Ambiente del Citma, disertó sobre las características de política ambiental cubana, con un recorrido de su evolución desde la actualidad y los avances en la comprensión de necesidad de buscar nuevas formas de financiar la protección del entorno.

Mediante presentaciones sobre diferentes temas, dinámicas grupales e intercambios, el Taller de Finanzas Ambientales se enfocó en construir pautas dirigidas a fortalecer las capacidades técnicas de las instituciones y actores clave a través de una plataforma interinstitucional, como apoyo a la implementación de la política ambiental.

Mayra Casas, coordinadora de proyectos Naturaleza, Clima y Energía (NCE) del PNUD en Cuba, presentó el proyecto conjunto PNUD-ONU Ambiente Marco habilitador de las finanzas ambientales como acelerador de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en Cuba (Finanzas Ambientales).

Según dijo, este tiene como objetivo contribuir a la definición de política sobre finanzas ambientales y su inserción en la estrategia nacional de financiación al desarrollo, en correspondencia con el Marco Integrado de Financiamiento al Desarrollo (MIFD), potenciando la disponibilidad de recursos, la diversificación de las fuentes de financiamiento y el avance de la implementación de los ODS.

El espacio de intercambio contó con la participación de las entidades claves cubanas que inciden en la toma de decisiones sobre la financiación e implementación de acciones para el enfrentamiento al cambio climático y el y uso sostenible de la biodiversidad.

En el taller participaron representantes de organismos como la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI), los ministerios de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente; Turismo, Agricultura, Comercio Interior, Industrias, Transporte, Comercio Exterior, Economía y Planificación, Finanzas y Precios, Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos, BioCubaFarma, entre otros.

Igualmente, se sumaron participantes de los gobiernos y delegaciones provinciales del Citma de Pinar del Río y Artemisa, entre las más vulnerables a los impactos del cambio climático.

Según trascendió, la nueva iniciativa continúa los esfuerzos desarrollados por el PNUD, de conjunto con Citma, en los proyectos BIOFIN, ECOVALOR y Manejo Sostenible de Tierras, los cuales tributan a la implementación de la política ambiental cubana, como parte del compromiso de acompañar al país en la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). 

Buscar fórmulas propias

De acuerdo con la directora de Medio Ambiente del Citma, Cuba busca formas creativas y ajustadas a sus condiciones en función de conservar su patrimonio natural, elevar su calidad ambiental y enfrentarse al cambio climático.

Desde el propio momento en que comienza a laborarse la política para perfeccionamiento del sistema ambiental del país, comentó, se trataba de buscar otras vías y alternativas para poder solucionar los problemas ambientales con los cuales día a día nos enfrentamos.

“Ahí surgió básicamente la novedad y la necesidad de que todos nos comprendiéramos. Desde esta visión más ambientalista de cómo utilizar todos los instrumentos económicos en función de ello. Lo otro más relevante fue ajustarlo a las condiciones de Cuba, con un modelo socialista, donde también están ya las nuevas formas de gestión no estatal en el modelo económico”, destacó.

Todo eso, agregó, supuso muchos retos y a la vez mucha necesidad de sensibilización, de comprensión por parte de todos los actores y ahí también resultó esta integración entre los ministerios de Finanzas y Precios, Economía y Planificación, el Banco Central de Cuba, en los temas de las estadísticas y los indicadores con esta conexión muy fuerte con la actividad ambiental. “Esa es la relevancia de lo que hemos estado haciendo en los aspectos de financiación ambiental”.

Goicochea destacó que en los debates de la COP 27, del 6 al 18 de noviembre, en Egipto,  y próximamente en la COP 15 de diversidad biológica, del 7 al 19 de diciembre, en Canadá, se incluyen en la agenda “los temas relativos a los daños y pérdidas en países que han estado sufriendo una serie de impactos y de cómo puede revertirse eso a través de la financiación climática”.

(Tomado del sitio web del Citma).

Compartir en redes

Noticias de interés