regresar

Campesinos habaneros apoyarán recuperación en Pinar del Río

  • Capitalinas
  • Nacionales
  • Noticias
  • Sociedad

Con sus herramientas y compromiso partieron hacia el municipio San Juan y Martínez, en Pinar del Río, campesinos de varias cooperativas agropecuarias habaneras, para apoyar la recuperación de casas de cura de tabaco, tras la severa destrucción provocada en la infraestructura tabacalera por el huracán Ian.

Una brigada de una treintena de jóvenes campesinos habaneros, integrantes de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP) en La Habana fue abanderada la víspera, antes de partir hacia Pinar del Río, a apoyar en las labores de recuperación. 

En ceremonia en la Cooperativa de Créditos y Servicios (CCS) Juan Bruno Zayas, del Cerro, la representación de 30 integrantes, mayoritariamente jóvenes, de siete cooperativas de la capital, expresó su compromiso de cumplir con la tarea.

Según se dio a conocer, la brigada, conformada fundamentalmente por carpinteros y ayudantes, laborará por más de un mes en el municipio pinareño en la construcción de casas de cura de tabaco, de las más impactadas por el huracán a su paso por Pinar del Río.

Juan Carlos Alcolea Torres, miembro del secretariado de la ANAP nacional señaló que la brigada capitalina se suma a 15 contingentes de la organización que agrupa al campesinado cubano, procedentes de todo el país que ya laboran en la recuperación en el occidental territorio.

La provincia de La Habana se suma a otros contingentes que hace más de 15 días están trabajando en Pinar del Río: Ciego de Ávila, Sancti Spíritus, Mayabeque y Matanzas, señaló y explicó que fuerzas de la capital cubana han estado apoyando, pero en viajes de un día, en la recuperación de madera y otros elementos, que serán empleados en la reconstrucción.

Este contingente, dijo, tiene una tarea concreta, construir casas de tabaco, y pudieran estar entre 20 días y más de un mes, en dependencia de la movilización y la agilidad con que ellos asuman la tarea, toda vez que algunos no tienen la experiencia en casas de tabaco, pero sí en la construcción.

“Allí, con el apoyo de los pinareños que podrán todo su empeño en apoyar e impulsar la tarea, lo asumirán con el éxito que esperamos nosotros”, destacó Alcolea Torres.

Datos del Ministerio de la Agricultura indican que en San Juan y Martínez el huracán derribó las 38 casas de cura controlada y, de las 28 cámaras de cura, una mitad se derrumbó totalmente y la otra de forma parcial. Asimismo, las cinco cámaras de fermentación, que se usan para mejorar el tabaco seco, sufrieron daños en las cubiertas.

Por otra parte, de las 1 792 casas de cura que pertenecen a los campesinos productores, 1 739 fueron derrumbadas por los fuertes vientos.

Danilo Mojena Arzuaga, funcionario que atiende la esfera agroalimentaria de la ANAP en La Habana, resaltó el compromiso, la lealtad y preparación de cada uno de ellos para enfrentar tal reto.

En el acto de despedida, donde se destacó el altruismo, solidaridad y unidad del campesinado cubano, estuvieron presentes presidentes de cooperativas capitalinas y una representación de agricultores pequeños.

(Tomado de Tribuna de La Habana).

Compartir en redes

Noticias de interés