Adoptan medidas en La Habana para la venta de productos

El Gobierno Provincial de La Habana adoptó un grupo de decisiones para la venta en moneda nacional de productos liberados controlados de alta demanda que se comercializan en las cadenas de tiendas CIMEX y Caribe. 

Información publicada en el Portal del Ciudadano de la capital destaca que para la venta se definieron cinco productos controlados (pollo, picadillo, salchicha, aceite y detergente) y la distribución se organiza a través de ciclos de ventas.

Atendiendo a las principales problemáticas identificadas en el período, entre ellas las dificultades en el funcionamiento de los grupos municipales y el insuficiente enfrentamiento a los coleros, revendedores y acaparadores, se decidió eliminar los grupos de LCC, así como reorganizar la comercialización y establecer de forma progresiva su aplicación.

Además, garantizar por la administración del establecimiento y sus superiores, que el aseguramiento de los productos seleccionados disponibles cubra la totalidad de los núcleos vinculados en el ciclo definido, que permita controlar las entregas según las per capitas establecidas y evitar desbalance dentro del municipio.

Según la nota, la principal acción a llevar a cabo será la de revisar y actualizar la vinculación de los núcleos por cada establecimiento, incluyendo aquellos que no tienen libreta de abastecimiento, para los cuales se elaborará una tarjeta de manera uniforme y se establecerá un control para su entrega, incorporándolos al sistema de vinculación e incluyéndolos en las cantidades de productos a ubicar en cada tienda.

Se enumerarán de forma consecutiva los núcleos, teniendo en cuenta las bodegas vinculadas a la unidad, facilitando así el acceso controlado y planificado. 

Para ello se tendrá en cuenta la bodega y la circunscripción, y se elaborará un ticket donde se expondrá el número que le corresponde a cada núcleo para comprar.

De igual manera se establecerán horarios de venta extendidos (martes y jueves) de 10:00 a.m. a 7:00 p.m., con el objetivo de facilitar las compras a los consumidores que trabajan.

La organización en el exterior del establecimiento se realizará por orden de llegada.

Los días de compra serán por núcleos según la enumeración establecida y se fijará un día a la semana (domingo) para aquellos que no pueden efectuar la misma el día que le corresponde.

Para adquirir por los núcleos algún producto seleccionado que por fuerza mayor no haya sido posible se garantizará el día que le correspondía comprar, para lo cual se establecerá el día de compra de cada núcleo por el orden del número consecutivo, en correspondencia con la capacidad de venta diaria del establecimiento, exponiendo visiblemente en el mismo los números que compran por cada día y el que se dedicará para la venta a los núcleos que no compraron el día que le correspondía.

Se designará por el municipio una persona que goce de prestigio y autoridad en la comunidad para que ejerza el control de la cantidad de productos que recibe diariamente el establecimiento, con el objetivo de definir la cantidad de núcleos que pueden realizar la compra en el día. 

La persona seleccionada, antes de abrir la tienda, revisará mediante documento oficial las existencias de productos, definirá e informará a los núcleos que comprarán en el día, y al finalizar la venta controlará el cumplimiento de lo planificado. 

La población será informada mediante medios gráficos (en los establecimientos) e informáticos (APK) los ciclos de distribución y el orden por días de las bodegas y consumidores que le corresponden comprar.

Los vulnerables podrán comprar el día que le corresponde por la numeración establecida, según la planificación aprobada, pudiendo auxiliarse de otra persona o mensajero, presentando la libreta de abastecimiento y carnet de identidad. 

Esto será posible gracias a que el Gobierno del municipio, de conjunto con la Dirección de Trabajo, definirá las personas vulnerables y establecerá un documento que será presentado en la unidad.

El procedimiento de compras para los trabajadores de las cadenas de tiendas será modificado, incluyendo a los trabajadores de Comercio designados.

La red de CIMEX cuenta con 338 unidades en la capital, a las que están vinculados 473 mil 225 núcleos para un promedio de mil 400 por establecimiento.

En el caso de Tiendas Caribe, cuenta con 157 unidades, con 333 mil 777 núcleos vinculados, para un promedio de dos mil 125 por instalación.

(Tomado de ACN).

Compartir en redes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias