El viceprimer ministro Comandante de la Revolución Ramiro Valdés Menéndez, asistió al balance anual del Grupo Empresarial de la Industria Química, desarrollado en La Habana, reunión que inició con la convocatoria de superar obstáculos a partir de la máxima resistencia, con máxima creatividad, realizada recientemente por Miguel Díaz-Canel, Primer Secretario del Comité Central del Partido y Presidente de la República.

La importancia de alcanzar eficiencia en este sector, trascendental para el desarrollo de toda la economía, los servicios y la sociedad, fue debatida en el encuentro, en el que estuvieron presentes Antonio Silverio Veitía, funcionario del Comité Central; Eloy Álvarez Martínez, ministro de Industrias; Vladimir Regueiro, viceministro primero de Finanzas y Precios, además de representantes de organizaciones políticas y de masas.

En el informe leído por Carlos Alberto Pavón Carbonell, presidente del Grupo Empresarial de la Industria Química, sobre el trabajo en el 2022 en medio de difíciles circunstancias y los retos del 2023, reiteran la necesidad de un salto en la diversificación de producciones e impulsar inversiones, que garanticen renglones destinados a la agricultura, la salud pública, alimentación y otras líneas estratégicas.

Para ello exigió un cambio de mentalidad, innovar, elevar el protagonismo de la empresa estatal socialista, evitar depender de financiamientos de organismos centrales y lograr mayor esfuerzo de trabajadores, especialistas y directivos.

Valdés Menéndez dijo que es vital detectar las causas y trabajar de forma conjunta para solucionar el problema de las cuentas por pagar y cobrar. Para ello cada cual tiene que hacer lo que le corresponde, en el momento adecuado, acotó.

Sobre ese tema, Eloy Álvarez insisitió en mejorar acciones y conciliaciones periódicas desde las unidadades, entidades y territorios.

A solicitud del Comandante de la Revolución, pusieron ejemplos de provincias que semanalmente concilian con los deudores y tienen resultados favorables en este aspecto, como es el caso de Santiago de Cuba y lo contrastaron con La Habana, con cifras millonarias de cuentas por cobrar, sobre todo con Salud Pública.

En el último trimestre actuaron diferente, lo cual propició alcanzar mejores resultados, precisó el presidente del Grupo Químico.

Otra cuestión analizada con detenimiento fue la lucha de todos los factores de forma unida contra determinadas ilegalidades e indisciplinas detectadas en la etapa.

Valdés Menéndez instó a mantener el seguimiento a cronogramas de importantes inversiones, como es el caso de la industria del vidrio, y promover proyectos científicos que demuestren resultados a corto plazo. Llamó a tener siempre presente el concepto de Revolución de Fidel Castro, para que sirva de guía en cada momento de nuestras vidas y en cada decisión que tomemos.

Hizo un recuento de difíciles momentos históricos, desde Céspedes, hasta cuando el Comandante en Jefe, luego del combate de Alegría de Pio en la Sierra Maestra y con solo 12 hombres, dijo: «Ahora sí ganamos la guerra». 

Insisitió en continuar con ese espíritu, a promover valores, enfrentar los hechos delictivos que ocurren en los barrios, elevar el papel de las organizaciones de masas y combatir tanto en el espacio real, como en las redes sociales, donde hoy se libra una contienda decisiva.

(Tomado de Tribuna de La Habana)

Compartir en redes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *