Confieren Orden Carlos J. Finlay a personalidades e instituciones de ciencia

La Orden Carlos J. Finlay, la más alta que otorga el Estado cubano en el ámbito de la ciencia, fue conferida en 2022 a un grupo de hombres y mujeres de ese sector y tres instituciones.

Presidido por Elba Rosa Pérez Montoya, ministra de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA), en el acto de imposición participaron Luis Velázquez Pérez, presidente de la Academia de Ciencias de Cuba, y Nereida Peña, integrante del secretariado del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, la Ciencia y el Deporte.

En el año 2022 se otorga a 49 personalidades de la ciencia cubana, cuatro investigadores extranjeros y tres instituciones científicas de la Isla: el Centro de Investigaciones Psicológicas y Sociológicas (CIPS) y el Instituto de Cibernética, Matemática y Física (ICIMAF), pertenecientes al CITMA, y el Instituto Finlay de Vacunas, de BioCubaFarma.

Las personas reconocidas en la etapa con la orden que lleva el nombre del destacado científico, eminente médico y epidemiólogo, símbolo de la ciencia cubana, representan a 10 organismos de la Administración Central del Estado, dos Organizaciones Superiores de Dirección Empresarial y una entidad nacional.

En esta ocasión, el 59.1 % son mujeres y el 40.9 %, son hombres. La provincia más representada es La Habana con el 91.6 % y la edad promedio de las personas condecoradas es de 59 años.

La condecorada más joven del 2022, doctora Sonsire Fernández Castillo, habló en nombre de todos los reconocidos y señaló que “nos acompañan hombres y mujeres que dignifican la ciencia y el desarrollo de las ciencias en nuestro país y el mundo. Los jóvenes somos continuidad y la garantía del desarrollo del mañana”.

Por su parte, Pérez Montoya señaló que “la actividad científica demanda de dedicación, tiempo, trabajo arduo y riguroso, y ustedes han demostrado que la perseverancia y la pasión por la investigación pueden producir resultados notables”, apuntó.

“Los científicos, en especial los cubanos, tienen una gran responsabilidad en el presente y futuro de la humanidad, para abordar desafíos globales y encontrar soluciones sostenibles y éticas. Ustedes son los científicos que necesita la Patria para seguir trabajando para alcanzar un desarrollo económico y social sostenible”.

Herederos del eminente científico cubano Carlos J. Finlay, “son los hombres y mujeres que enfrentan los retos que nos imponen el complejo y desafiante contexto internacional, cargado de tensiones y agresiones”.

Al referirse a los grandes desafíos, Pérez Montoya enumeró el cambio climático, la pobreza, falta de acceso a servicios básicos, la energía, la sostenibilidad económica y la seguridad alimentaria de nuestros países y señaló que “su solución demanda del empleo de un enfoque interdisciplinario y colaborativo que integre de forma inclusiva a todos los actores económicos y sociales, y a los jóvenes los cuales juegan un rol muy importante en la actividad científica e innovadora”.

Entre las prioridades de la ciencia cubana, destacó, se encuentran incrementar la innovación, como resultado de la gestión de gobierno basada en ciencia e innovación, utilizar el método científico de forma más intensiva en la solución de problemas, asegurar las proyecciones para la segunda etapa de la Tarea Vida, atender los recursos humanos dedicados a I+D y acentuar la contribución joven.

Otras líneas prioritarias son ampliar las estructuras dinamizadoras: parques científico-tecnológicos, empresas de interfaz y alta tecnología, con conexiones con las necesidades de desarrollo e incrementar la participación de las ciencias sociales y humanísticas para aportar propuestas integrales con alcance nacional y local, enfatizó.

“Juntos, podemos alcanzar un futuro mejor para todos”, concluyó la ministra del CITMA.

(Tomado de Tribuna de La Habana)

Compartir en redes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias