Llaman a centros habaneros a intensificar ahorro energético

A intensificar el control del ahorro energético para reducir el consumo en los horarios pico diurno y nocturno, ante la salida de operaciones de diferentes centrales termoeléctricas, llamó el Consejo Energético Provincial de La Habana.

Al encuentro, que contó con la presencia de Alfredo López, director de la Unión Nacional Eléctrica (UNE), y José Conesa González, coordinador de programas del gobierno provincial, asistieron representantes del Partido, gobierno, direcciones de economía y planificación y la Organización Básica Eléctrica de los municipios, así como directores de empresas radicadas en los diferentes territorios.

Javier Martínez Díaz, miembro del Buró Provincial del Partido, destacó la necesidad de cumplir con las medidas de ahorro, en medio de la tensa situación energética del país.

De acuerdo con Martínez Díaz, luego de un encuentro previo hace una semana para analizar el tema, se registró una leve mejoría durante apenas tres días, y con posterioridad, aumentaron nuevamente los consumos.

A su vez, destacó que es en los territorios donde deben adoptarse las acciones de control y de penalización a quienes incumplan, incluida la obligación de informar, siempre con la debida citación, antes de proceder al corte de la electricidad. “Aquí nadie quiere aplicar medidas, el gane está en poder enmarcarnos en el plan y tener el efecto que se espera”, señaló.

Las medidas, que ya se han aplicado con anterioridad ante la contingencia energética, incluyen la divulgación de aquellas entidades que violen las medidas, el corte del servicio eléctrico durante 72 horas a los directivos que incurren en esos incumplimientos, así como la reducción del 50 % del combustible asignado administrativo de los centros durante tres meses. Según se aclaró, se trata de medidas para los aparatos de dirección y que en ningún caso deben representar una afectación a la producción y la prestación de los servicios.

Según informó Leisy Hernández González, directora comercial de la Empresa Eléctrica La Habana, en el mes de febrero, la demanda promedio en el pico diurno se incumplió, con la acepción de los días 13, 14 y 15, en tanto en el pico nocturno sobre se cumplió el 12 y 14. Por municipios, todos rebasaron la demanda asignada.

Las indicaciones para todos los centros estatales de la capital comprenden la lectura diaria de sus metrocontadores y reportarlo al nivel superior, todas las entidades que consumen más de 10 000 kWh de energía al mes deben tomar lecturas a las 11:00 a.m., 1:00 p.m., 5:00 p.m. y 9:00 p.m., anotarlas en la bitácora y realizar análisis de comportamiento.

Por su parte, todos los centros estatales que consumen más de 20 000 kWh y que trabajan más de un turno deben tomar las lecturas en similar horario, anotarlas y enviar la información al Puesto de Mando del Consejo Energético Municipal y al Puesto de Mando de la Oficina Nacional para control del Uso Racional de la Energía (Onure), antes de las 3:00 p.m. y 12 de la noche.

Una de las medidas para apoyar el ahorro es la prohibición del uso de los aires acondicionados administrativos a lo largo de todo el día durante este mes de febrero.

Según informó Hernández González, de 568 centros que deben informar, reportaron el pico del día 202, y el de noche, 96. En 2 253 inspecciones de detectaron 808 incidencias, entre ellas, clima no tecnológico funcionando en el horario pico diurno, aires acondicionados encendidos, no tomar las lecturas, no contar con bitácoras, salideros de agua y vapor y no tener acomodo de carga.

Se enfatizó en que los incumplimientos no pueden ser reiterativos y que los principales responsables de esta tarea son los directores de las diferentes entidades. Además de los administrativos, se harán análisis políticos donde se produzcan las incidencias e incumplimientos.

Las medidas, se anunció, comenzarán a aplicarse de forma inmediata por los Consejos Energéticos Municipales, a la vez que la Unión Nacional Eléctrica (UNE) y la Onure realizarán inspecciones en los diferentes centros estatales de los territorios dirigidas a comprobar el cumplimiento de las regulaciones establecidas para la actual contingencia, y en caso de violaciones se aplicarán las medidas, por separado o de conjunto.

El director de la UNE destacó que estás medidas van dirigidas a la persuasión y que pueden dar resultados en La Habana, lo que repercute en el resto de las provincias. A su vez, llamó a ser sistemáticos en el control para favorecer el ahorro de energía eléctrica que tanto necesita el país.

(Tomado de Tribuna de La Habana)

Compartir en redes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias