Mirada desde las artes a emigración cubana en EEUU

Música, literatura, teatro, diáspora, retos, aportes, son palabras que tendrán este jueves más de una mención en el penúltimo día del taller internacional “Los cubanos en el escenario de los latinos en los Estados Unidos”.

Con sede en la Casa de las Américas, al encuentro que concluye mañana, asisten académicos estadounidenses y de la mayor de las Antillas.

Entre las propuestas del programa de la segunda y penúltima jornada, Andrés Espinoza, de la Florida Atlantic University, hará una aproximación a la historia del tambor batá y los tamboreros consagrados en el área de Miami.

Raúl Fernández, de la Universidad de California en Irvine, hablará sobre la música que hacen los cubanos en Estados Unidos, mientras José Luis Fanjul, de la Universidad Complutense de Madrid, se referirá a los compositores académicos en el norteño país y sus aportes musicales a la nación cubana.

También disertarán sobre los jazzistas del patio en la escena neoyorquina con una mirada desde la contemporaneidad, según las observaciones de Neris González del Conservatorio Amadeo Roldán, de la capital.

La cita reserva igualmente la presentación del libro Arsenio con S de Son y de Salsa, de Lázaro Núñez y un aparte dedicado a la destacada documentalista estadounidense residente en Cuba Estela Bravo, que el próximo 8 de junio cumplirá 90 años, cuyos autores son los realizadores Esther Barroso y Roberto Chile.

En la apertura del taller la víspera, Antonio Aja, director del Programa de Estudios sobre Latinos en los Estados Unidos de Casa de las Américas, organizador de esta nueva edición, recordó a su precursor, el desaparecido intelectual Roberto Fernández Retamar, quien fuera presidente de la prestigiosa institución.

Ayer hubo un acercamiento desde la sociología, la psicología y la demografía a la migración cubana hacia territorio estadounidense y sus implicaciones en la cultura, la política y la sociedad, y se inauguró en la biblioteca de Casa la exposición bibliográfica «Puentes y más puentes. Cubanos en los Estados Unidos a través de las artes y las letras».

Además, fue donada la papelería personal de Lourdes Casal, escritora, editora, activista, psicóloga, profesora universitaria e investigadora, fallecida el 1 de febrero de 1981, año en que le confirieron, con carácter póstumo, el Premio Casa de las Américas.

Más de 62 millones de latinos, que representan el 19 por ciento de la población total de Estados Unidos, según estimados del Censo de 2021, hacen de ese grupo la primera minoría del país.

«Tienen visibilidad en la economía de los servicios, pero continúan invisibles en el ámbito político», comentó Aja.

(Tomado de Prensa Latina)

Compartir en redes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias