Cuba insta a la cooperación para un acceso universal a las TIC

Gerardo Peñalver, viceministro primero de Relaciones Exteriores de Cuba, instó en Nueva York, Estados Unidos, a fortalecer alianzas de cooperación para lograr un acceso universal a las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) y aprovechar su potencial en la promoción de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

Al intervenir este lunes en nombre del Grupo de los 77 más China (G77 + China) en el primer debate temático del proceso del Pacto Global Digital sobre inclusión digital y conectividad, el diplomático cubano subrayó que la pandemia de COVID-19 dejó al descubierto las desigualdades en el ámbito digital.

La pandemia ha puesto de relieve el riesgo de que la brecha digital se convierta en la nueva cara de la brecha del desarrollo, advirtió el viceministro primero.

Subrayó que en los países en desarrollo detrás de la brecha digital se encuentran la falta de infraestructuras, el elevado costo de los equipos, la falta de competencias digitales y de alfabetización.

Esto debe abordarse, señaló, mediante el aumento de las inversiones en infraestructuras digitales, la transferencia de tecnología a estas naciones, la solidaridad, cooperación y el desarrollo de capacidades.

Insistió también en que más allá del problema del acceso, la falta de capacidad para comprometerse de manera significativa con las TIC sigue siendo un problema clave para los países en desarrollo, por lo cual el Pacto Digital Mundial debe centrarse en la necesidad de abordar los principales impedimentos estructurales.

Es necesario encontrar un terreno común en cuanto a cómo fomentar la inclusión, garantizando también que quienes viven en situaciones vulnerables se beneficien de las tecnologías digitales, y que se respeten y promuevan las costumbres, lenguas y conocimientos tradicionales de los pueblos indígenas, indicó Peñalver.

La declaración del G77 + China consideró como otras cuestiones que repercuten en la brecha digital, el monopolio tecnológico, la promulgación y aplicación de medidas económicas, financieras o comerciales unilaterales, la ausencia de un diálogo coherente y de mecanismos institucionalizados para compartir conocimientos, experiencias, pericia y tecnologías, y la necesidad de mejorar los marcos normativos.

Según el documento, las TIC en condiciones favorables pueden ser un poderoso instrumento que aumente la productividad, la innovación y el crecimiento económico, mejore la calidad de vida de todos y fomente el diálogo entre personas, naciones y civilizaciones.

(Tomado de ACN)

Compartir en redes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias