Avanzan labores constructivas en el teatro Karl Marx

Las acciones constructivas del teatro Karl Marx, inactivo desde marzo de 2020, avanzan de forma paulatina y hasta el momento se han utilizado 12 millones de pesos de inversión con los ingresos del teatro, y con la colaboración de empresas y mipymes.

El proceso de restauración presenta muchas complejidades, entre la reparación de pisos, desmontaje, preparación y ensamble de las butacas llevamos 11 meses de trabajo, explicó a Tribuna de La Habana, Juan Ramón Reyes Enríquez, jefe de brigada de montaje de Muebles Habana, perteneciente a la empresa Industria Cubana del Mueble Dujo.

Según dijo, en junio comenzaron el montaje de butacas en la platea alta lo que esperan terminar a inicios de julio y comenzar las labores en el primer balcón para concluirlas en septiembre.

Vladimir Bermejo Cabrera, productor general del teatro, agregó que colocaron una nueva alarma contra incendios, repararon el salón de protocolo en su totalidad y se realizaron acciones de reparación en los grupos electrógenos, mientras todavía representan demandas el sistema de aire acondicionado y su estructura.

Hasta junio de 2023, especificó el reporte, solo se encuentra en funcionamiento la cafetería del centro, servicio que reportan una fuente de ingresos para sostener las demandas de la instalación, además de las acciones constructivas.

En la instalación garantizamos la calidad del pan suave, la disponibilidad de refrescos nacionales por un precio de 30 pesos cubanos, hamburguesas y carnes condimentadas con ingredientes naturales, y la oferta de postres elaborados en la instalación, afirmó Bárbaro Santos Cabriales, jefe de Área Gastronómica a+b (bebidas y alimentos) del Complejo Cultural.

Señaló que el plan a cumplir al mes es de un millón cuatrocientos cincuenta mil pesos y en junio culminaron con más de cuatro millones.

Maritza Montes de Oca Deulofeu, directora general del teatro, precisó que el objetivo de este proceso es lograr mayor calidad en las acciones constructivas y garantizar la seguridad del público.

A pesar de las dificultades que el equipo de trabajo del Karl Marx, a todos sus niveles, ha enfrentado entre ellas como la falta de personal para las labores constructivas, limitaciones con la inversión y numerosos daños en la estructura de la instalación, se realizan intensas jornadas de acciones de reparación, las labores constructivas continúan su curso hasta lograr un cambio en el diseño sin afectar los símbolos distintivos de la institución.

(Tomado de ACN).

Compartir en redes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias