Sistema empresarial de Cuba debe satisfacer demandas de la población

El sistema empresarial de Cuba, compuesto por entidades de diversas formas de propiedad y gestión, debe enfocarse en producir para satisfacer las demandas de la población, afirmó este sábado el viceprimer ministro Alejandro Gil.

El también ministro de Economía y Planificación subrayó en la última jornada del Primer Periodo Ordinario de la Asamblea Nacional del Poder Popular, que el objetivo común de todas las empresas debe ser apoyar el crecimiento económico del país, con la mayor equidad y justicia social posible.

Explicó que el sistema empresarial está constituido por 16 mil 253 entidades, destinadas a la producción de bienes y servicios, de las cuales dos mil 422 son estatales, ocho mil 590 micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes) privadas, cinco mil 138 formas cooperativas y 103 empresas mixtas.

Gil subrayó que tanto los actores estatales y los no estatales deben establecer mecanismos para acceder a las divisas, a través de los ingresos generados por exportaciones y conectarse a los mercados internacionales.

Reflexionó que deben buscarse incentivos y lograr que sea aprovechada la producción nacional, reducir los costos, así como aumentar la oferta de bienes y servicios.

El titular precisó que en lo que va de año fueron aprobadas mil 857 Mipymes privadas y cuatro cooperativas no agropecuarias, que generaron cerca de 30 mil nuevos empleos. En total, se reportan más de medio millón de personas dedicadas al trabajo por cuenta propia.

Acotó que, de las nuevas formas de gestión, solo el 1,2 por ciento se dedica a actividades primarias como agricultura, ganadería y pesca.

De acuerdo con un informe presentado a los diputados, al cierre del primer semestre de 2023 la situación económica del país continúa impactando desfavorablemente en la gestión de las empresas estatales.

Entre los aspectos de mayor incidencia se mantienen la falta de financiamiento oportuno en divisas, los pagos retenidos a proveedores, la insuficiencia de materias primas e insumos y las restricciones en la asignación de combustible.

Además, en algunas de las actividades, afecta la aplicación de tarifas y precios centralizados que no cubren los costos y gastos de la actividad principal.

Al referirse en sentido general a la marcha de la economía en el país, el titular afirmó que no hay soluciones fáciles, porque todas las medidas adoptadas y las futuras tienen riesgos. “Necesitamos profundizar en ellas, pensar, debatir, polemizar, avanzar en los consensos, explotar las fortalezas, identificar los problemas y sus causas”.

No podemos improvisar, no es tiempo de diagnóstico, es tiempo de hacer, cada propuesta debe ser bien pensada y alineada con el modelo económico y social del país, añadió Gil, quien aseguró que también en la economía, Cuba vencerá.

(Tomado de Prensa Latina)

Compartir en redes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias