regresar

La Habana saluda al Moncada con nuevas obras

  • Capitalinas
  • Noticias

Con motivo del 70 Aniversario del Asalto al Moncada, este martes fueron reinauguradas varias instituciones de Salud, en un esfuerzo del país por mejorar la asistencia médica. El vicegobernador Jesús Otamendiz y Rolando Yero, miembros del Buró Provincial del Partido Comunista de Cuba (PCC), fueron los encargados en esta ocasión de cortar la cinta en el policlínico Robert Manuel Zulueta.

Este centro médico, ubicado en Figura y Puerta cerrada, municipio de La Habana Vieja, es parte de un proceso de renovación que ahora concluye la primera etapa. Según la doctora Yanet Tamayo, su directora, esta primera parte comenzó en enero, y estuvo enfocada en la primera planta.

Esta obra, prevista por 2,3 millones de pesos, tuvo un costo final de 6.8 millones -casi tres veces lo estimado en primera instancia-, fue ejecutada por una MIPYME y la ayuda de los 247 trabajadores del centro. Ahí se repararon los laboratorios, salón de Rayos X, y el cuerpo de guardia.

Los principales beneficiados serán los vecinos de Tallapiedra y Jesús María, así como del Cerro y Diez de Octubre, abarcando aproximadamente 19 300 habitantes.

Según la directora, los 18 consultorios médicos que atiende este policlínico están cubiertos en el área médica. También las 10 especialidades médicas del centro presentan cobertura, algunas mediante una proyección comunitaria. De una condición calificada de “regular” y varios años sin reparación, ahora luce otra cara mucho mejor.

La segunda parada del vicegobernador Jesús Otamendiz y Rolando Yero fue en el Centro Médico Psicopedagógico Senén Casas. Esta institución, inaugurada en el 2000 en una de las casas coloniales de La Habana Vieja, tiene una capacidad de 40 pacientes, y actualmente cuenta con 37 matriculados entre cinco y 35 años.

Reparado de conjunto con la Dirección de Salud y la Oficina del Historiador de la Ciudad, salta a la vista la cultura del detalle y del buen hacer que esta última ha hecho canon. 

Las personas que aquí se atienden (17 hembras y 18 varones) padecen diferentes grados de parálisis cerebral parcial o total por distintas causas. Ellos reciben rehabilitación de varios tipos, así como servicios de estomatología. Al ser un centro semi-internado, uno de los beneficios es la reincorporación de las madres a la vida laboral, algunas incluso en funciones dentro del mismo centro psicopedagógico.

En diálogo con los trabajadores, Otamendiz Campos se interesó por las familias de los pacientes y la necesidad de brindarle una atención especial desde las direcciones municipales de Salud. También indicó que a medida que la situación del país avance, se vayan recuperando servicios, como la transportación con la que contaba este centro.

(Tomado de Tribuna de La Habana)

Compartir en redes

Deja el primer comentario

Noticias de interés