Lo más importante ahora: Diagnosticar los daños a punta de lápiz

Se ha hecho un buen trabajo a partir de todas las orientaciones que se dieron, y también a punto de partida de la experiencia acumulada. Tal valoración fue compartida en la mañana de este martes por el Presidente de la República de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, durante la reunión del Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros, de frecuencia semanal, cuyo inicio, esta vez, fue el análisis de todo lo hecho en el país ante el paso del huracán Idalia.

Desde el Palacio de la Revolución, y a propósito de las intensas lluvias que ha provocado el evento meteorológico en la parte occidental de la Isla, el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba habló de desplegar esfuerzos para que el nuevo curso escolar, que ya casi comienza, tenga afectaciones mínimas.

A varias prioridades hizo referencia el Jefe de Estado durante la reunión de chequeo que también contó desde la presidencia con el Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz, así como con el Vicepresidente de la República de Cuba, Salvador Valdés Mesa; ambos, miembros del Buró Político.

En tal sentido, Díaz-Canel hizo hincapié en restablecer lo antes posible el servicio eléctrico en las zonas dañadas por las lluvias; y hacer lo mismo para revertir todo lo que se afectó en las comunicaciones. En esa línea de pensamiento, comentó sobre la importancia de atender de modo especial los cultivos, al tiempo de ir preparando condiciones, con seguridad para los pobladores, ante probables inundaciones.

El dignatario reflexionó sobre la trascendencia de realizar una evaluación profunda, que resulte certeza y ágil, acerca de las afectaciones que las lluvias han provocado; todo, en pos de encontrar rápidamente las soluciones que se necesiten. Y a esa idea sumó la que tiene que ver con el valor de mantener informada a la población, de que los dirigentes estén en el terreno e intercambien directamente con las personas.

En sintonía con lo anteriormente dicho, el Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz, recalcó que lo más importante hoy es la evaluación precisa de los daños, y que los ministros recorran lo antes posible cada escenario afectado por el evento meteorológico.

Durante la jornada el director del Instituto de Meteorología, Celso Pasos Alberdi, compartió información actualizada sobre el recorrido del huracán Idalia, cuyas bandas de intensas lluvias han golpeado con particular intensidad a las provincias de Pinar del Río y de Artemisa, y al Municipio Especial Isla de la Juventud.

En la medida en que el huracán avance hacia el norte –advirtió el experto- las precipitaciones irán teniendo mayor alcance sobre la región occidental de la Isla.

El Doctor en Ciencias enunció que se esperan abundantes lluvias para estos días, durante los cuales el evento meteorológico continuará desplazándose hacia el norte. Las precipitaciones, dijo, deben persistir durante las próximas 24, 48 horas.

Sobre la situación concerniente a la disponibilidad de agua en los territorios analizados, el Presidente del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH), Antonio Rodríguez Rodríguez, compartió datos demostrativos de que, en estas horas, los embalses dejan atrás situaciones más adversas; y fue explícito: “Las lluvias deben ser beneficiosas para el sistema de recursos hidráulicos”.

Por su parte el primer coronel Luis Ángel Macareño Veliz, segundo jefe del Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil, informó que hasta el momento no se han reportado accidentes. Tal como detalló, en la provincia de Pinar del Río hay protegidas 2 645 familias, mientras que en la Isla de la Juventud los evacuados suman 266, y en Artemisa son más de 1400 los pobladores cambiados de lugar.

La voz de los territorios

A través de video-conferencia las autoridades de los territorios afectados por el huracán Idalia compartieron datos de última hora, con la dirección del país, sobre la respuesta que se ha ido dando ante la intensidad de las lluvias.

Sobre Pinar del Río, se supo que en la mañana de este martes había nueve municipios sin servicio de fluido eléctrico. Allí, en cuanto las condiciones lo permitan, se hará una revisión de las líneas eléctricas dañadas. Pudo conocerse, además, que más de 200 unidades de gastronomía trabajan en la elaboración de alimentos; y que se ha estado prestando atención a la tarea de informar a las poblaciones afectadas.

El Presidente Díaz-Canel quiso saber si con las fuerzas que tiene el territorio occidental basta para recuperar las líneas dañadas. La primera secretaria del Partido Comunista en Pinar del Río, Yamilé Ramos Cordero, explicó que hará falta ayuda, ante lo cual el mandatario dio la indicación de que se sumen, desde otros lugares del país y lo antes posible, las fuerzas que allí hagan falta.

El mandatario indagó por daños en las viviendas, en los cultivos del tabaco, o del plátano. Sobre esta última plantación, la dirigente partidista informó que ya se reportan afectaciones. Habrá que esperar, como se dijo en la reunión de chequeo, a que terminen las precipitaciones para contabilizar a punta de lápiz.

De la provincia de Artemisa se supo que allí llueve a intervalos, y que las mayores afectaciones se han producido en el servicio eléctrico. Las inundaciones han dado lugar a que más de 1 400 personas hayan sido protegidas; y ante esa realidad, Díaz-Canel indagó sobre si ellas fueron trasladadas, y si además, se hizo lo mismo con sus pertenencias.

En el Municipio Especial Isla de la Juventud, las lluvias han sido lo más significativo. Allí, donde en estos tiempos la sequía ha golpeado con fuerza, los embalses están al 64,7 por ciento de llenado, y dos presas vierten.

En La Habana, 592 personas han sido protegidas a raíz de las lluvias. De la capital, también se supo que 23 457 consumidores fueron afectados por las averías en los circuitos eléctricos, al tiempo que ha descendido la cifra de quienes sufren déficit de agua.

Desde la provincia de Mayabeque las autoridades informaron que el número de personas evacuadas asciende a 1 634, y que más de 8 000 clientes están afectados en el consumo del fluido eléctrico. Las comunicaciones también han sido dañadas.

Particular interés mostró el dignatario por lo que en ese territorio se viene haciendo en el Surgidero de Batabanó. En la jornada, se supo que ha habido cambios en ese escenario, aunque faltan áreas por asfaltar, y unos nueve kilómetros de acera todavía están pendientes.

Ministros de varias carteras ofrecieron datos sobre cómo marchan las labores en los territorios afectados por el paso del huracán Idalia. Un llamado importante hizo el titular de Salud Pública, José Angel Portal Miranda, quien comentó que hasta ahora no se ha registrado, con la caída de las precipitaciones, hecho extraordinario alguno desde el punto de vista epidemiológico.

En su opinión, es momento de mantener todas las medidas de prevención de enfermedades. Portal Miranda subrayó la importancia de proteger a las personas vulnerables, sobre todo embarazadas y niños; e hizo énfasis en la necesidad de tomar medidas con el agua potable (activar el uso de hipoclorito en los escenarios afectados, y atender la condición del preciado líquido en los puntos de llenado de pipas), así como no descuidar la calidad de los alimentos que se elaboren en los centros de evacuación, a fin de evitar problemas de salud.

(Tomado de ACN).

Compartir en redes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias