Sociedad civil cubana alza su voz contra el bloqueo

Para demostrar el freno que representa el injusto bloqueo económico, comercial y financiero que impone el gobierno de los Estados Unidos a Cuba, la sociedad civil en la mayor de la Antillas se pronunció este viernes, en su XIX Foro y como una sola voz, en la Universidad de La Habana.

  Norma Goicochea, presidenta de la Asociación Cubana de las Naciones Unidas (ACNU), explicó que este viernes se dan cita en la capital movimientos, redes y nuevos actores que a través de sus intervenciones abordarán cómo esa medida unilateral afecta el cumplimiento de las 17 metas de la Agenda 2030 de Naciones Unidas y, en consecuencia, el Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social del país caribeño. 

   Todas las familias cubanas son víctimas, de una forma u otra, de los efectos del bloqueo, una política que lacera los derechos humanos, afirmó Goicochea. 

   Invitó, en ese sentido, a los participantes del foro a que desde sus vivencias particulares evidencien cómo esa flagrante violación de la soberanía obstaculiza su desarrollo personal y profesional. 

  Esos testimonios se trasladarán a la Organización de Naciones Unidas (ONU) para contribuir al debate de los días primero y 2 de noviembre cuando nuevamente se discutirá la resolución “Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por el gobierno de Estados Unidos contra Cuba”.

   Francisco Pichón, coordinador residente del Sistema de las Naciones Unidas en la nación antillana, destacó el rol que juega toda la sociedad civil, con el acompañamiento de las agencias, fondos y programas de la ONU, en el logro de los objetivos de la Agenda 2030.

   Se trata, refirió, de desafíos que no solo deben enfrentar los gobiernos, sino de un compromiso colectivo para multiplicar esfuerzos por un mundo próspero y equitativo. 

   Pichón aseguró que el bloqueo es un gran obstáculo para Cuba, un país en desarrollo que necesita aminorar las consecuencias de las dificultades económicas. 

   Dijo que como representantes de la ONU en suelo cubano, tienen el deber de cooperar con la mitigación del cambio climático y de contribuir a la reducción de los riesgos de desastres, procesos que no siempre se llevan a la práctica por las limitaciones de recursos.

  Pese a ello, enfatizó en que las principales monedas de ese sistema son la esperanza y el deseo de mantener los principios fundacionales de la organización. 

  Creemos profundamente en la necesidad de un mundo mejor, pero estamos obligados a buscar soluciones proporcionales a los desafios que la situación actual impone, manifestó Pichón. 

   Precisó que anualmente se necesitan de cinco a siete millones de dólares para financiar los Objetivos de Desarrollo Sostenible a nivel mundial, motivo por el cual su cumplimiento está en riesgo en la mayoría de los países.  

   No descansaremos en la búsqueda de instrumentos para resolver problemáticas comunes y en la capacitación de actores emergentes que permitan el progreso de sus naciones, más allá de los bloqueos y basados en el respeto y el diálogo, aseveró. 

  Rigoberto Zarza, director de Europa del Instituto Cubano de Amistad con los pueblos, anunció que los días 16 y 17 de noviembre acontecerá en ese continente un Tribunal contra el bloqueo a Cuba.

   Anotó que se darán cita amigos de la solidaridad internacional de países como Alemania, Bélgica, Francia, Grecia, Portugal, España y Hungría, los cuales se sensibilizan con la batalla diaria de la nación caribeña. 

  Será oportunidad de demostrar el carácter extraterritorial de esa unilateral medida.

  El XIX Foro de la sociedad civil cubana en contra del bloqueo finalizará en la tarde de este viernes cuando se discuta y apruebe su declaración final. 

(Tomado de ACN)

Compartir en redes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias