En el informe al Pleno Ordinario del Comité Provincial del Partido en La Habana, la miembro del Buró Maritza Romero Drake informó acerca de los resultados económicos que exhibe la provincia; a partir de la aplicación de los Lineamientos de la Política Económica y Social, en correspondencia con el papel del Partido y el Gobierno de la provincia en el control, seguimiento de los procesos y exigencia a quienes ejercen esta imprescindible actividad vinculado al desarrollo económico y social.

Romero Drake expuso la continuidad de este proceso de análisis en medio de un escenario caracterizado por las fuertes restricciones económicas y financieras que impone el recrudecimiento del bloqueo impuesto por el gobierno de los Estados Unidos en función del aumento (243 medidas adicionales) del bloqueo económico, financiero y comercial sostenido durante décadas y el impacto de la inflación que se expresa en el aumento del precio de las materias primas, insumos y productos importados, lo cual tiene consecuencias directas en la limitada capacidad para generar mayores ofertas de bienes y servicios.

Lo anterior obliga a sistematizar las acciones de control sobre todos los actores económicos: estatales y privados; además del seguimiento y control al plan de la economía y el presupuesto de la provincia.

Entre las acciones orientadas por el Partido subrayó las visitas a las empresas con pérdidas, las formas de gestión no estatales (Fgne), a las entidades de la industria ligera y las unidades básicas de producción (UEB) de materias primas, en las cuales participaron la Comisión Económica del Comité Provincial del Partido, especialistas de los órganos globales de la economía, de la Asociación Nacional de Economistas y Contadores de Cuba (ANEC), la Universidad de La Habana, teniendo en cuenta los conceptos y directrices del Octavo Congreso del Partido y los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución.

EL PUNTO CRÍTICO Y LOS NUEVOS ACTORES

Se precisó que no se avanza –en correspondencia a los niveles deseados- en la atención a los actores económicos, lo cual impacta, negativamente, en los resultados de los municipios debido a la falta de exigencia y control desde la esfera económica y la coordinación de los programas del Gobierno para cumplir lo indicado, tanto para el funcionamiento de los grupos como el seguimiento a la implementación de las acciones propuestas.

La Habana dispone de un potencial que integran 4 117 nuevos actores económicos; de ellos 4 024 Mypimes (privadas); 64 Mypimes (estatales) y 29 Cooperativas No Agropecuarias (CNA).

Uno de los puntos críticos que inciden señala los problemas organizativos y la escasa autogestión de la empresa provincial de Comercio en cuanto a incrementar las ofertas de servicios; las dificultades de la empresa de Aceites y Grasas, debido a la falta de materias primas, los problemas que reportan las direcciones de servicios comunales de los municipios: Playa, Cerro y Arroyo Naranjo, atenazados en problemas organizativos, falta de gestión para cumplir su propósito y deficiencias financieras que también se reportan en las direcciones de comunales de Centro Habana y Boyeros.

IMPACTO POSITIVO

La estrategia diseñada por el Grupo de la Economía, en la provincia –para garantizar el incremento de los ingresos al presupuesto territorial- ha tenido un impacto positivo, al lograr gestionar más de 2 803 000 de CUP, por encima de lo planificado. En el sector estatal se embargaron (al cierre del último trimestre) personas jurídicas que no presentaron pagos del impuesto sobre utilidades y elaborado expedientes por presuntos delitos de evasión fiscal (en proceso), regulaciones de salida del país a contribuyentes con deudas, entre otras acciones en proceso.

La provincia ha decidido, entre sus prioridades, la recuperación de la empresa manufacturera, orientadas a la carpintería, artesanía, confecciones de productos con papel y cartón, que posibilitaban, además, la incorporación de trabajadores entre los cuales se insertan discapacitados. En el proceso de bancarización se consolida el trabajo del Grupo Temporal Provincial y se avanza en la capacitación de más de 3 750 funcionarios bancarios.

(Tomado de Tribuna de La Habana)

Compartir en redes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *