Filial de Personas en Situación de Discapacidad Intelectual quedó constituida en La Habana

Un sueño hecho realidad fue la constitución oficial de la Filial Provincial de la Asociación Cubana de Personas en Situación de Discapacidad Intelectual, ACPDI Habana, este miércoles, en el teatro del Ministerio de Comunicaciones.

La Asamblea inició con un momento cultural con la presentación del Dúo Futuro de Psicoballet Nacional y de Dianeleys González del Proyecto Comunitario Granjita Feliz.

Fue presidida por Bárbara Isabel Ajete Licor, presidenta de la Asociación de Ciegos (ANCI) provincial; Dony Wilson Limonta, presidente de la Asociación Nacional de Sordos de Cuba (ANSOC) provincial; Angela Bollet, vice presidenta de (Asociación Cubana de personas con discapacidad Físico Motora (ACLIFIM); e Idalmis Jiménez Montalvo, coordinadora general de ACPDI Habana.

Otro momento especial fue la participación de David Romano, miembro de la asociación por el municipio de Diez de Octubre, quien presentó un acto de magia con el cual resultó premiado en el XVI Festival Internacional de Circo infantil Juvenil de La Habana.

Las palabras de apertura estuvieron a cargo de Jiménez Montalvo, quien rememoró el trabajo realizado durante 10 años por el Grupo de Apoyo a las personas con discapacidad y sus familias, GadifCuba, predecesor a esta asociación, mientras expresaba: “Las personas en situación de discapacidad intelectual tienen derecho a incluirse en los diferentes sectores de la sociedad como la educación, la cultura, el deporte, en la recreación sana, pero también pueden aportar a la vida social y económica de la Cuba actual, al igual que sus familias”.

Como delegados a la asamblea participaron 28 asociados efectivos con sus apoyos, 26 representantes legales sin sus asociados adjuntos y cinco apoyos sin asociados efectivos para un total de 59 delegados, lo que equivalió a un 100 % de asistencia.

Después de presentar y aprobar la Comisión de Actas y la Comisión Electoral, la presidenta de esta última, Yelena Romero de Dios, dio a conocer las propuestas a miembros de la Junta Directiva Provincial, la Presidencia y los miembros del Comité Ejecutivo Provincial, los cuales fueron aprobados por unanimidad.

A su vez, se presentó el análisis del nombre de la Asociación, siglas y logotipo aprobados en la Asamblea de Constitución de la ACPDI nacional; los Estatutos que la rigen y se leyó el informe sobre el trabajo desarrollado por el grupo gestor de ACPDI Habana desde sus inicios como GadifHabana hasta la fecha.

En el acto estuvieron Marlenys de las Robaina, miembro del Comité Provincial del Partido; Jesús Otamendiz Campos, vice gobernador de La Habana; Iris Torres Sotolongo, directora provincial del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social; Mayelín Oliva, presidenta de la ACPDI nacional.

A su vez, fueron invitados intendentes, viceintendentes y representantes de organismos provinciales y municipales de la Comisión de seguimiento y monitoreo de la aplicación de las disposiciones de la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad, familiares y futuros asociados.

Un momento significativo fue la Firma de las Normas de Relaciones por parte de la directora provincial del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social y la Presidenta de la ACPDI Habana, con lo que quedó oficialmente constituida la Filial Provincial de la Asociación Cubana de Personas en Situación de Discapacidad Intelectual, ACPDI Habana.

Emotivo y conmovedor resultó el intercambio con el director y escritor de programas de la televisión cubana, Alberto Luberta Martínez y los actores Yaité Ruiz y Frank Andrés Mora, intérpretes de dos jóvenes con discapacidad intelectual en la telenovela cubana El derecho de soñar, recientemente transmitida por la TV.

Los actores Yaité Ruiz y Frank Andrés Mora rememoraron sus personajes de la telenovela y el significado que estos han representado en sus vidas.

La Presidenta de la ACPDI nacional, Mayelin Oliva, se refirió a la importancia de este momento histórico y entregó a la Presidenta de ACPDI Habana, el cuño oficial que se utilizará a partir de este momento para los documentos de la asociación.

Las palabras de clausura estuvieron a cargo del Vice gobernador de La Habana, quien manifestó la disposición del gobierno de la ciudad a continuar con el apoyo necesario a esta filial provincial que acaba de constituirse.

A continuación los futuros asociados por el municipio de Guanabacoa, pertenecientes al proyecto comunitario Granjita Feliz, Yuliet Castillo y Hugo Medina, dieron muestra de su arte danzario. Y para cerrar Dennifer Hernández Cuesta, del propio proyecto, interpretó la canción Hoy mi Habana.

La ACPDI nacional fue constituida oficialmente el 8 de junio, y esta de La Habana es la cuarta filial provincial que se constituye. Antes lo hicieron, en orden cronológico, la de Santi Spíritus, Villa Clara y Holguín. Estos casi seis meses transcurridos han servido para ir afinando cuestiones legales y organizativas.

Esta asociación pretende ser la voz de las personas en situación de discapacidad intelectual, velar por sus intereses y servir de vínculo con las instituciones del Estado y la sociedad en su conjunto. Así lo comentó a Tribuna de La Habana, Yohania Mateo, vicepresidenta de Inclusión en la Vida Comunitaria de la ACPDI nacional.

Aunque los asociados son las personas que presentan algún tipo de discapacidad intelectual, por su propia condición, son sus representantes legales los que llevan el peso de las tareas. Lograr mayores niveles de inclusión social, tanto a nivel económico como cultural o deportivo es una de las principales misiones de la novel organización.

Compuesta por personas con autismo, síndrome de Down o de West, entre otras, se espera que sea la mayor asociación de su tipo en el país, entre las que agrupan a los que se encuentran en algún tipo de situación de discapacidad.

Uno de sus mayores retos es encontrar espacios de integración y socialización cuando salen del sistema de enseñanza, al arribar a los 18 años, por lo que entre sus objetivos fundamentales está la creación de centros ocupacionales municipales.

La génesis de esta organización algunos la marcan en 2013, cuando un grupo de familiares se empezaron a agrupar, pero María Teresita Fornés lo rememora incluso más atrás, y recuerda a madres que no les dio la vida para ver este sueño.

Ella es abuela de Felipe, que con 13 años no pareciera tener ninguna condición singular, pero se encuentra dentro del denominado Trastorno del Espectro Autista. “El autismo no es una enfermedad, es una condición, que se espera que para 2050 esté presente en uno de cada 10 niños nacidos vivos, pero ahora mismo es muy desconocido. Falta mucho por concientizar respecto a esta condición”, asegura.

Atender a su nieto es muy demandante, confiesa. “Esperamos que esta asociación nos ayude, que permita tener más apoyo, fundamentalmente del Gobierno, también moral. Estamos necesitados de más acompañamiento en temas como las dietas y los medicamentos, esencial para tratar estas condiciones”.Ella por el momento es la coordinadora en La Habana del Este, y confiesa que aún hay algunas familias que muestran suspicacias respecto al éxito de tamaña empresa.

“Pero yo sí tengo fe de que vamos a lograr muchas cosas. Ya hemos conseguido hacer algunas actividades con el apoyo de la Casa de Cultura o del centro En guayabera, y espero que ahora al constituirnos oficialmente podamos hacer mucho más, sobre todo con las tres escuelas especiales y el círculo infantil que tenemos en nuestro municipio”.

El reto que tienen por delante es mayúsculo. Como también es inmenso el amor de estos padres y familiares por sus hijos. Como sociedad debemos acompañarlos en todo momento y que la solidaridad y empatía no quede solo en redes sociales. El apoyo debe ser de todos los sectores, para lograr una real inclusión social y laboral, que brinde nuevas oportunidades a los miembros de la ACPDI.

(Tomado de: Gobierno de La Habana).

Compartir en redes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias