En medio de la dificultad que atraviesa el país con la entrega de los alimentos de primera necesidad, ayer comenzó la distribución –en las provincias occidentales y el traslado a las orientales– de la leche en polvo para los niños de hasta siete años de edad.

Juan Carlos Domínguez Márquez, presidente de la Organización Superior de Dirección Empresarial (osde) de la Industria Agroalimentaria, del Ministerio de la Industria Alimentaria (Minal), expresó que para los niños de entre cero y seis meses se prioriza la cobertura de este alimento hasta el 5 de marzo.

De seis meses a dos años se proporcionarán para un periodo de diez días a partir de que llegue el producto a la provincia, y de dos a seis años, 11 meses y 29 días recibirán el equivalente a cinco días.

Significó que, para las tareas de transportación hasta la red de comercio minorista, está asegurada la logística.

Refirió que uno de los principales problemas que tiene la industria para hacerse de este alimento es la situación financiera a partir de las trabas impuestas por el bloqueo y, en el caso de la leche fluida, el actual periodo de seca. «Sin embargo, nos llegan algunos donativos que, si bien no sustituye la demanda, cubren entre un 5 % y un 10 %», explicó.

Añadió que, con parte de la leche disponible, el Complejo Lácteo de La Habana garantiza una pequeña producción de yogurt para aquellos infantes que no toleran la lactosa.

Reconoció las dificultades con el pago a los productores en los primeros meses de 2023, pero destacó que la tendencia ha sido a resolver los adeudos. «En estos momentos no tenemos dificultades. Trabajamos para acortar los tiempos de pago a 15 días, y establecerlos de forma diaria al productor que entregue directamente al andén», resaltó.

Domínguez Márquez puntualizó que un grupo de formas productivas, incumple, lo contratado en cuanto a leche fluida en el mes de enero; por lo que, de conjunto con la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños, se busca resolver las causas y condiciones que lo originan.

Sobre los vínculos con las micro, pequeñas y medianas empresas, ponderó los encadenamientos entre la industria y estas formas de gestión no estatal. Sin embargo, acotó, el volumen que estas importan dista de suplir la necesidad del país. Hay que continuar los vínculos como forma de aumentar la producción, siempre y cuando se puedan, mantener precios asequibles a la población.

«En estos momentos no tenemos dificultades. Incluso, trabajamos para acortar los tiempos de pago a 15 días y establecerlos de forma diaria al productor que entregue directamente al andén como forma de estimular las producciones», resaltó.

Domínguez Márquez puntualizó que existe un grupo de formas productivas que, en estos momentos, incumplen lo contratado referente a leche fluida en el mes de enero, por lo que de conjunto con la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP) se busca resolver las causas y condiciones que lo originan.

Al referirse a los vínculos con las Micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes), el directivo destacó los encadenamientos entre la industria y estas formas de gestión no estatal.

Sin embargo, acotó, el volumen que estas importan dista de suplir la necesidad interna del país, añadiendo que continuarán los vínculos como forma de aumentar la producción siempre y cuando se puedan mantener precios asequibles a la población, quienes son los que reciben los productos.

(Con información de Granma)

Compartir en redes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *