Cuba reafirma su posición a favor de la paz en Colombia

El Tercer ciclo de Diálogos de Paz entre el Gobierno de Colombia y el Ejército de Liberación Nacional (ELN) comenzó este martes en La Habana, donde el canciller Bruno Rodríguez Parrilla afirmó que Cuba continuará invariable en su posición de actuar de forma discreta, imparcial y responsable en el interés de hallar una solución política al conflicto armado en ese país.

Ante las respectivas delegaciones que encabezan Pablo Beltrán, por el ELN, y la senadora María José Pizarro, por el gobierno de Gustavo Petro; así como de los representantes de las naciones acompañantes y garantes y de otras personalidades, Rodríguez Parrilla recordó que no es primera vez que La Habana acoge conversaciones asociadas al histórico enfrentamiento.

Van a conversar ustedes en la ciudad, dijo, donde en 2014 los jefes de estado y gobierno de América Latina y el Caribe, a propuesta del entonces presidente Raúl Castro Ruz, declararon a la América Latina y el Caribe como zona de paz, y donde en 2016 se alcanzó el acuerdo final para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera, entre el estado colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, ejército del pueblo.

Los alentamos a aprovechar la magia, la mística y la esperanza que ofrece siempre Cuba y nuestro pueblo que tanto quiere a Colombia, expresó el Ministro de Relaciones Exteriores.

Creemos firmemente que el pueblo colombiano merece la paz y puede lograrla, en tanto Cuba, en estricto apego a la condición de garante y sede alternativa que las partes le confirieron, apoyará y facilitará que alcancen acuerdos en esta oportunidad histórica que se presenta, aseguró.

Recordó que en el mismo salón, sede ahora del tercer ciclo, hace un año, a una semana de la asunción del presidente Gustavo Petro fuimos testigos junto al ministro de Relaciones Exteriores y Paz de Colombia, Álvaro Leyva, del primer encuentro entre el ELN y el nuevo gobierno colombiano que dio instalación a la mesa, hecho considerado entonces de momento excepcional por el Presidente cubano, Miguel Díaz- Canel.

Cuando en 2019 se suspendieron las conversaciones se demandó a Cuba que violentara lo que las partes habían acordado, circunstancia tristemente aprovechada con oportunismo político para incluir a nuestro país, de manera injusta y fraudulenta, en la espuria lista de estados patrocinadores del terrorismo que tanto sufrimiento y daños ha provocado al pueblo cubano.

Afirmó que en ese momento, como ahora, defendimos el cumplimiento de lo pactado, uno de los factores que ha hecho posible que esta mesa se reinstale y avance.

Cuba saluda el compromiso del gobierno y el ELN por avanzar en el propósito común de lograr la paz en Colombia; los avances en la mesa de diálogo de paz alcanzados durante los ciclos anteriores en Venezuela y México sientan las bases para llegar a peldaños superiores en el proceso, subrayó el Canciller.

Reafirmamos la voluntad de nuestro país de contribuir al éxito de este ciclo de diálogo, dijo y reiteró que ser garante y sede alternativa es para Cuba una alta responsabilidad que cumpliremos de acuerdo con nuestra experiencia y todo lo que esté a nuestro alcance, por lo cual actuaremos en solidaridad con el pueblo de Colombia, que tanto merece paz y justicia.

Nos mantendremos apegados a nuestras pautas de discreción, imparcialidad y absoluto respeto a la voluntad de las partes y a los acuerdos asumidos, expresó.

Rodríguez recordó las palabras del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, ferviente defensor y promotor de la paz en Colombia, cuando señaló que como latinoamericanos tenemos que tratar de colaborar con Colombia, ayudar al país a alcanzar una paz justa, una paz que beneficie a todos.

Además del Canciller cubano, en la sesión inaugural de las pláticas hablaron Pablo Beltrán, por el ELN; y la senadora María José Pizarro, por el gobierno de Gustavo Petro.

Junto a ambas delegaciones se encontraban también representantes de Noruega, Venezuela, México y Brasil en su calidad de países garantes de este proceso; Carlos Alberto Ruiz Massieu, representante especial del secretario general de las Naciones Unidas; Monseñor Héctor Fabio Henao, por la Conferencia Episcopal de Colombia, así como representantes de Alemania, España, Suecia y Suiza, naciones de acompañamiento, apoyo y cooperación.

(Tomado de ACN)

Compartir en redes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias